2019/08/26

Zabaleta vuelve e inquiere en las dudas del campeón

Artola y el de Etxarren arrollaron a unos Irribarria-Imaz sin respuesta en la final del torneo de Elgoibar.

Jon ORMAZABAL
0826_kir_pilota

IRRIBARRIA-IMAZ&HTAB; 2

ARTOLA-ZABALETA 22


No parecía el de la Ikastola de Elgoibar, de dimensiones más reducidas de lo normal y que, por tanto, obliga a un material más bajo, el escenario ideal para un pegador, pero fue el elegido por José Javier Zabaleta para deshacerse de las dudas surgidas en torno a su derecha el martes en Bilbo y aumentar las de un Iker Irribarria que lleva tres domingos consecutivos protagonizando graves fiascos televisados, esta vez acompañado por un Imaz completamente superado y dominado.

Si las de Bastida y Zarautz fueron derrotas de las que abren heridas por lo abultado del marcador, qué decir de la de ayer en Elgoibar, un simulacro de partido ventilado en apenas 252 pelotazos y poco más de media hora de duración. En verdad, el partido ya estaba completamente cerrado para el primer descanso televisivo, al que se llegó con un sonrojante 1-12, después de 14 minutos y tras cruzar solo 141 pelotazos. Y solo fue a peor.

El arranque de partido fue una especie de premonición de lo que sucedería después, con dos saques de Artola que no encontraron respuesta y dos errores del campeón manomanista, que mandó una pelota al colchón de arriba y otra a la chapa.

Con todo, un gancho del de Arama que Zabaleta no pudo recoger desde el ancho parecía venir a suavizar un inicio demoledor. Nada más lejos de la realidad y el siguiente parcial fue aún mucho más doloroso, pues Artola y Zabaleta se fueron directos al cartón 16, sin que el marcador fuera en ningún caso exagerado respecto al juego.

Es más, a Artola le costó un poco calibrar su gancho de zurda y aprovechar el gran dominio de Zabaleta en los cuadros traseros ante un sobrepasado Ander Imaz.

Sin respuesta

A pesar de los ánimos que les insuflaron desde unas gradas con hambre de pelota –el telonero fue muy aplaudido–, Irribarria en ningún momento encontró respuesta al asedio al que se vieron sometidos y en cuanto Artola vio huecos, el partido se esfumó en poco más de un suspiro.

Irribarria: «Otra vez vuelvo a casa con las orejas gachas»

Aunque lo fácil en este tipo de situaciones podía ser taparse tras un resultado tan abultado, a Iker Irribarria nadie le podrá reprochar esconderse y ayer en Elgoibar habló ante las cámaras de ETB para reconocer que «nos han pasado por encima, en ningún momento han dado ninguna oportunidad. José Javier ha dominado en todo momento, yo tenía que entrar desde atrás a ayudar y en estas situaciones también se suele juntar la mala suerte e Iñaki ha acertado todo. Han tenido un día redondo, a nosotros no nos ha salido nada y, otra vez, habrá que ir a casa con las orejas gachas», explicó.

En este sentido, sus tres últimos domingos, con la tele en directo como agravante, han sido especialmente dolorosos, pero el campeón manomanista no lo ve todo tan crudo. «También ha habido buenos, parece que solo está lo malo y somos nosotros lo que tenemos que levantar la cabeza. A decir verdad, últimamente ando muy irregular, con partidos buenos y malos, y a ver si cojo un poco de continuidad».

Puestos a buscar los motivos, apuntó a que es uno de los pocos pelotaris que no ha tenido vacaciones este año y «quizá al comienzo del verano no, pero al final cuesta. Es desde noviembre trabajando sin descanso y, creo que, como todos, merezco unas vacaciones y desconectar». Por el momento, el jueves le toca hacer de zaguero en Donostia. J.O.

SIN PROBLEMAS


Zabaleta pidió el martes a su empresa que le suspendiera los partidos del miércoles en Bilbo y el de ayer en Elgoibar por problemas en su derecha, pero tras recuperarse antes de lo esperado, solicitó su plaza en la localidad guipuzcoana, donde fue designado como el mejor pelotari del torneo.