2019/09/06

Rezusta suelta amarras

El de Bergara y Jokin Altuna recuperan el título de hace tres años en Lekeitio tras otro duro partido.

Jon ORMAZABAL
0906_kir_pelota

OLAIZOLA-ALBISU 19

ALTUNA-REZUSTA 22


Tres años más tarde, Altuna III-Rezusta han vuelto a proclamarse campeones del torneo San Antolín de Lekeitio, un campeonato que se le había resistido al zaguero de Bergara durante los dos últimos años, en los que llegó a la final junto a Elezkano, sin poderse llevarse a casa el coqueto banco pesquero que entregan como premio. Pero más allá de por aumentar la flota, el triunfo de sanantolines viene a reforzar al de Bergara en un verano en el que sus herramientas no le han permitido brillar como en los anteriores, hasta que ha soltado amarras en el Santi Brouard lekeitiarra.

Y lo ha hecho precisamente en un escenario en el que las pelotas se han gastado muy rápido, algo que no beneficia para nada a su juego, y aguantando e incluso enseñando la espalda a Zabaleta y Jon Ander Albisu, los dos zagueros que más brillo habían mostrado en este verano sin un claro dominador. En la final de ayer, obligó a defender al goierritarra como nadie lo había hecho en Bilbo y Donostia, donde consiguió el triunfo, con lo que cambió el rumbo del partido y los de Aspe se hicieron con una final que terminó endureciéndose al final.

Control azul

Eso sí, por mucho que la final se jugara a rachas y, como en las semifinales de Bilbo y la propia de Lekeitio a Altuna-Rezusta les costara horrores cerrar un partido que tuvieron más que controlado en el 11-19 y 15-21, el control del partido fue en todo momento de la pareja de Aspe que, gracias al acierto de Altuna en el saque, ya comenzaron mandando 3-9.

Sin embargo, a base de ejercitarlo durante todo el verano con esa continuidad que requería, Aimar Olaizola ha engrasado su gancho de zurda, su arma más peligrosa y respondió enseguida, equilibrando el marcador para su paso por el ecuador, al que se llegó con una mínima ventaja azul (10-11).

Ahí apareció el mejor Altuna para volver a ampliar la renta de los de Aspe, elevando su nivel de acierto. El de Amezketa ha pasado los últimos días por un proceso febril que le hizo acudir a Lekeitio con algunas dudas que fue despachando a base de entrar en juego. En su caso, el gancho no le resultó tan productivo, solo se apuntó un tanto de esta factura, pero su abanico de recursos ofensivos es tan amplio que, a base de dos paredes (2), dejadas (2), voleas (1), sotamanos (1), pelotazos atrás (3) y paraditas al txoko (1), sumó hasta una docena de tantos, vitales para obtener el triunfo.

En el 11-19 todo parecía decidido, pero Olaizola II-Albisu se encargaron en elevar el nivel de la final a la, posiblemente, la mejor del verano, buscando una remontada que parecía imposible pero que no estuvo tan lejos. Olaizola arriesgó y aumentó su cosecha hasta los 14 tantos, pero a Altuna-Rezusta no se les escapó un triunfo merecido.

Un verano muy equilibrado

Al margen de repartir los últimos puntos del Masters Codere, los sanmateos cerrarán un verano muy equilibrado y con los torneos muy repartidos. En este sentido, con su triunfo de ayer, Jokin Altuna sería el que más victorias se ha apuntado, si sumamos a sus triunfos de Lekeitio y Zarautz el acotado de sanfermines obtenido ante Artola.

Aimar Olaizola tenía ayer la oportunidad de sumar su tercer torneo tras haberlo hecho en el Bizkaia y el Donostia Hiria, pero seguirá con dos, mientras que Ezkurdia, Bengoetxea VI, Laso y Artola se reparten el resto de torneos.

Atrás, un Albisu en gran momento de forma una vez recuperadas sus manos aspiraba a su tercer triunfo consecutivo tras Bilbo y Donostia, pero fue Rezusta el que se estrenó en esta temporada. Zabaleta, con Iruñea y Elgoibar, es el otro zaguero con dos victorias. Imaz y Martija también han subido al podio. J.O.

OTRO SUSTO


Como ya les sucedió en las semifinales de Bilbo y en el mismo Lekeitio hace tres días, los de Aspe tuvieron la final a su merced con 11-19 y 15-21, pero les costó cerrar la final ante el acierto ofensivo de Aimar Olaizola.