2019/09/08

Antonio Alvarez-Solís
Periodista
Indios en la luna

He leído la noticia con una sensación que está entre la melancolía y la envidia. En el momento en que escribo esta nota una nave espacial de la India se dispone a despegar hacia la luna. Me gustaría embarcarme con estos bienaventurados. Vivir en España predispone a viajar a los confines del Universo. Aunque supongo que nuestro satélite debe estar hecho un basurero tras el paso de los rusos, los norteamericanos y los chinos. Los terrestres hemos renunciado a la ecología. Nuestras playas son un vivero de colillas, bolsas del supermercado y preservativos. Espero que los indios se comporten de otra manera a la vista de lo que comen y la inmensa chiquillería que puebla sus populosas ciudades. Si son sensatos, los indios no volverán.

¿Qué harían los españoles en la luna? ¿Dedicarse a formar gobiernos, a correr vaquillas, a cerrar el centro lunar a la circulación...? No lo sé. Yo me apellido Álvarez, pero llamarse Sánchez tampoco viste para ser astronauta, si acaso Iglesias... Lo que podría hacer el Gobierno español era depositar los catalanes presos en un cono lunar y decir luego que habían huido. Los nacionalistas catalanes no cejarán si siguen en la Tierra. Aun conducidos a la estratosfera enviarían vídeos con mi amada canción: «Rosa de abril/ Morena de la Serra...». O montarían una torre de siete. Conozco a mis queridos hermanos.