2019/09/12

Alvaro Reizabal
Abogado
De vuelta
Otra vez dando vueltas a la misma noria de la investidura y el bloqueo de las negociaciones que, cada vez más, parecen abocar a nuevas elecciones

Ya estamos de vuelta en la eterna rutina. Circulan de nuevo los autobuses escolares con su pasaje de chavalería, especie en peligro de extinción al paso que llevamos. Ya han pasado hasta las regatas de la Concha, traca final de la temporada de remo. Por cierto que hay que felicitar tanto a las chicas de Orio como a los chicos de Hondarribia. Dicen que sus botes parecían aviones más que barcos. Y hablando de Hondarribia y de aeronáutica, resulta que en su aeropuerto hay limitaciones de todo tipo para la aviación comercial. Dicen que solo pueden operar aviones pequeños por lo reducido de la pista. Sin embargo, no hubo ningún problema para que un gigantesco monstruo yankee con el helicóptero de Trump en el vientre aterrizara con motivo del G-7, que menos mal que también pasó, aunque dejando un insoportable tufo a estado de sitio a ambos lados de la muga que divide Euskal Herria.

De vuelta y otra vez dando vueltas a la misma noria de la investidura y el bloqueo de las negociaciones que, cada vez más, parecen abocar a nuevas elecciones, con la finalidad de encontrarse de nuevo con el mismo bloqueo una vez se celebren. Y otra vez el coñazo de una nueva campaña electoral y el dispendio económico que supone. Pensar que cuando éramos jóvenes soñábamos con poder votar algún día…

Y de vuelta también a la represión pura y dura, al derecho penal del enemigo. El lunes 16, se inicia en la AN un nuevo juicio que sentará en el banquillo a 47 vascos para los que se piden importantes penas por el mero hecho de haber auxiliado humanitariamente a sus compatriotas presos. Porque «estuve preso y me visitaste» se hablaba de bienaventurados, y ahora resulta que a los que así actuaron se les juzga por terrorismo. Un despropósito, más aun cuando en estos días se ha conocido que la Fiscalía da por desaparecida a ETA, con protestas de algunas victimas que parecen temer que se cierre el grifo que generosamente riega sus campos. ¿Qué se persigue con este nuevo macrojuicio, a quien le interesa en el contexto actual meter a la cárcel a otras 47 personas?