2019/10/10

Tercera derrota seguida y malas sensaciones ante un Spar Girona muy superior

La resistencia donostiarra se vino abajo a partir del segundo cuarto, cuando elbanquillo catalán entró en juego. Edwards se quedó muy sola en la anotación.

Arnaitz GORRITI
1010_kir_edwardsona

Después de dos dolorosas derrotas, puesto que llegaron tras encajar sendas remontadas, en las primeras jornadas de la Liga Femenina, no parecía que la visita del vigente campeón, en Spar Citylift Girona, fuera a servir de bálsamo para IDK Gipuzkoa. Y lo cierto es que la ilusión duró poco más de diez minutos. Cuando el conjunto catalán empezó a hacer gala de su fondo de armario y sus recursos, las de Azu Muguruza se vinieron abajo. El 45-67 final evidenció que en los 30 minutos posteriores al primer cuarto inidicaron un parcial acumulado de 19-48.

Y eso que el arranque donostiarra fue muy esperanzador. Las de Azu Muguruza altaron al Josean Gasca dispuestas a hacerse con el control del partido, con la pareja compuesta por Kraker y Edwards tomando el liderazgo donostiarra ante un Spar Girona quizá algo frío.

Pero después del 20-19 con el que acabaría el primer cuarto, las vigentes campeonas elevaron el ritmo. Las rotaciones de las gerundenses, pese a las ausencias de Petrivic y Nuria Martínez, impusieron una marcha más, con puntos de Roso Buch o Coulibaly, estableciendo un parcial de 11-22 para llegar al descanso con 31-41 en el luminoso. El dominio reboteador caía del lado catalán y los rechaces en ataque martilleaban el aro de IDK Gipuzkoa en forma de segundas oportunidades.

Los 20 minutos posteriores no fueron sino un ejercicio de impotencia. La ausencia de Ellen Nystrom hizo mella en el juego exterior de la escuadra donostiarra, mientras que Laia Palau y Sykes repartían juego tanto para ellas como para sus compañeras. La renta catalana fue aumentando hasta ponerse bien por encima de la veintena, con solo Ariel Edwards y Kraker tratando de buscar un imposible en la canasta rival.