2019/10/11

Oinatz, un «beti gazte» en el acotado más joven

Arranca su 17º Cuatro y Medio en Lekunberri, donde jugó su primer partido, ahora como el más veterano.

Jon ORMAZABAL
1011_kir_pilota

Víctor y Erik Jaka abrirán esta noche en el Izarraitz de Azpeitia la liguilla de cuartos de final del acotado, una fase en la que debutan los tres cabezas de serie, curiosamente los tres últimos campeones Oinatz Bengoetxea (2016), Jokin Altuna (2017) y Joseba Ezkurdia (2018), pelotari que afronta la complicada tarea de defender la txapela de la jaula, algo que nadie ha conseguido desde que Aimar Olaizola obtuviera su séptima y último título del Cuatro y Medio en 2013. Justamente la ausencia del goizuetarra en esta edición ha sido la que hace de otro navarro, el leizarra Oinatz Bengoetxea, a sus 35 años, el pelotari más veterano de la presente edición.

El puntillero de Leitza arrancará el domingo en el Jaian Jai de Lekunberri su decimoséptima participación en el acotado, donde ha disputado ya 52 partidos. Lo hará, precisamente ante Joseba Ezkurdia, tras la renuncia de Urrutikoetxea, el segundo en edad de los ocho pelotaris que quedan en competición, al que le saca nada más y nada menos que ocho años. «Es el primer año que falta Aimar y me toca ser el mayor», apunta el de Leitza, que no tiene muy claro eso de que, por su apariencia jovial, sea el beti gazte del cuadro. «Beti gazte? Ya me gustaría», zanja.

Vuelta al origen

Cosas del destino, a Bengoetxea le toca estrenar el título de veterano en Lekunberri, frontón en el que se estrenó en la jaula de primera en 2003, cuando cayó derrotado ante Jorge Nagore, campeón de esa edición, por 22-10. Por aquel entonces, Peio Etxeberria, apenas contaba con cinco años, pero el delantero de Leitza ve sobradamente preparados a los rivales con los que medirá sus fuerzas.

«Los veo a tope, sé que lo tendré muy complicado en este Campeonato, ellos están en plenitud forma y tienen bastante experiencia, por lo que no tengo ninguna duda de que será un campeonato complicado para mí. Pero lo he preparado con mimo, iré a darlo todo y a ver qué tal se da», apuntó.

Eso sí, a la hora de señalar a sus máximos rivales en la lucha por las txapelas, a punta a Jokin Altuna y Joseba Ezkurdia como los rivales a batir. Del actual campeón, apunta que es el rival «que más te exige» dentro del cuatro y medio, más aún en frontón con el suelo tan rápido como el Jaian Jai. «Es un frontón especial, exigente y peligroso, a ver si me salen las cosas bien y puedo hacer frente a su agresividad», apuntó tras una lección de material sin quejas.

Tanto Bengoetxea como Joseba Ezkurdia llegan al Campeonato tras un verano en el que ninguno de los dos ha gozado de las oportunidades que su nivel exige, por mucho que se llevaran los dos primeros torneos estivales, San Fermín en caso del de Aspe y La Blanca en el de Baiko. Eso les ha permitido preparar con mimo el compromiso que arrancan el domingo y, en ambos casos, parecen llegar en buen momento de juego, algo que deberán corroborar en su debut en el torneo. «Me enfrento a un gran pelotari, lleva muchos años en profesionales haciendo las cosas muy bien y, para tener opciones de ganarle, yo también tendré que hacer las cosas muy bien», apuntó el campeón Ezkurdia, que llega con mucha ilusión.

Altuna, sin problemas

El otro cabeza de serie que se pone en marcha este fin de semana es un Jokin Altuna para el que, afortunadamente, el fuerte golpe en la rodilla del domingo se ha quedado en un susto. «Llego bien. En los entrenamientos que he hecho me he encontrado bien y las lesiones y las manos me han respetado», apuntó ayer en el Beotibar, donde separó el material con el que se medirá el lunes a Peio Etxeberria. «El primer partido siempre es peligroso. Peio y yo imprimimos mucho ritmo al juego y la clave será quién domina a quién. El que tenga la puntería acertada, tendrá mucho ganado», apuntó.

SALABERRIA


El delantero de Goizueta ya tiene fecha y lugar para su debut como profesional con Aspe, será el 1 de noviembre en el Beotibar tolosarra, en una combinación aún por definir.