2019/11/03

Kronika
JORNADAS FEMINISTAS EN DURANGO
RESPUESTAS CONTRA LA VIOLENCIA ESTRUCTURAL, SIMBÓLICA Y DIRECTA

LA LUCHA DE LOS CUERPOS Y SEXUALIDADES MARGINALES POR TEJER FEMINISMOS DESDE SUS PROPIOS ESPACIOS; Y LAS ESTRATEGIAS PARA COMBATIR «COLECTIVAMENTE» LAS DISTINTAS MANIFESTACIONES DE LA VIOLENCIA MACHISTAS, DOS DE LOS TEMAS PRINCIPALES DEL FEMINISMO, SE ABORDARON EN LA JORNAD DE AYER EN SENDAS PONENCIAS

Maddi TXINTXURRETA AGIRREGABIRIA
1103_eg_josebe
«El simple hecho de ser bollera es construir una alternativa integral frente al sistema heteropatriarcal»

Durango amanecía ayer con una lluvia intensa. Las mujeres que se preparaban para enfrentar el segundo día de las jornadas feministas se guardaron en Landako, se «acuerparon», todas, juntas y diversas, en Landako, ese pabellón en el que supuestamente cabían todas. Y cabían, pero también llovía dentro.

Y es que, como el viernes en la mesa sobre colonización, se asomaron al micrófono cuerpos que consideran que están al margen del «feminismo hegemónico». Hablaron las «bolleras» de Medeak, Bala y Sare Lesbianista, y dijeron que es en los márgenes donde quieren estar, desde donde quieren construir la «alternativa integral» al sistema heteropatriarcal. Y parafraseando a Susy Shock, reivindicaron su «derecho a ser monstruos». Interpelaron a las heterosexuales, del mismo modo que el viernes las mujeres racializadas interpelaron a las blancas.

Las transgénero de Ozen, por su parte, interpelaron a las cisgénero. «Invitamos a los espacios a dejar de cargar el foco a los genitales», pidieron. En definitiva, las ponentes compartían que «las personas que se salen de los estereotipos son marginadas y violentadas», al igual que las mujeres diversas funcionales de Elkartean, quienes compartieron que a menudo se sienten excluidas de la categoría “mujer”, pues la gente no las percibe como tal, sino que solamente identifica sus «discapacidades».

Un debate más que demuestra que, en estos momentos, los feminismos se están tejiendo desde las lindes del «feminismo hegemónico». Desde donde aún sigue lloviendo.

Actuar en colectivo

Inmediatamente acabada la mesa sobre cuerpos y sexualidades y antes de acudir a los talleres, cientos de mujeres se unieron para sacar una foto colectiva en apoyo a las mujeres de Rojava. Volvieron a Landako para comer y después, hicieron otra foto solidaria, esta vez exigiendo el acercamiento de los presos políticos vascos.

A continuación llegó otro de los platos fuertes del día, la mesa central llamada “Construyendo vidas libres de violencia”. Se arrimaron a los micrófonos representantes de las plataformas Medeak, EH Bilgune Feminista, Emakume Internazionalistak, Farrukas y Justizia Feminista Mintegia. pusieron sobre la mesa tres claves para responder desde el feminismo, siempre «colectivamente», las distintas manifestaciones de la violencia machista: la apropiación «performativa» de la violencia; una justicia feminista que cuestione las condenas punitivas y la autodefensa feminista.

Josebe Iturrioz, de Medeak, advirtió, además, que hay que hacer frente a una violencia «simbólica, estructural y directa», ejercida tanto por los hombres como por el Estado. «Debemos pasar de una sociedad destructiva a una que ponga la vida y los cuidados en el centro», dijo, y para ello, consideró necesario ejercer responder con violencia «performativa», es decir, «cogiendo una distancia» con la misma. «No olvidemos que la violencia estructural siempre nos va a castigar a nosotras».

Begoña Zabala, de Emakume Internazionalistak, apuntó que aunque «la violación es un atentado brutal contra la mujer, no creemos en el sistema penitenciario que solo ataca las consecuencias y no las causas». Asimismo, Mari Luz Esteban, una de las firmantes de Justizia Feminista Mintegia, advirtió de que endurecer el Código Penal o las penas de cárcel «no han servido para disminuir las agresiones machistas». En lugar de las medidas correctivas, propuso preguntar a las víctimas cuáles son los procesos de reparación que necesitan y construir en colectivo una alternativa feminista a la justicia actual.

Las de Farrukas, que se autodefinieron como «feministas, autónomas, revolucionarias y ruidosas unidas contra las agresiones sexistas», apostaron por la autodefensa feminista. «Queremos que sientan tal miedo que no se atrevan a agredirnos», dijeron.

La de ayer fue nuevamente una jornada intensa e interesante. Hoy concluirán estas jornadas que seguramente abrirán una nueva etapa feminista en Euskal Herria.

«Hurrengo aurrerapausoa da sexualitatea zalantzan jartzea»

M.T. |

Leire Gomez Mendezona Sare Lesbianistako kideak “Gorputzak eta sexualitateak” mahai-ingurua gidatu zuen atzo, ezerosotasun eta polemika gehien piztu zuen mahaietako bat.

Interpelazio asko ikusten ari gara jardunaldietan, bazterretako gorputzetatik zenbait aspektutan hegemonia ordezkatzen duten gorputzenganakoa. Beharrezkoa da interpelazio hori?

Guztiz beharrezkoa da. Feminismoez ari bagara eta esaten badugu feminismoak uztartu behar dituela emakumeen errealitate desberdinak, dudarik gabe, entzun behar dugu zeintzuk diren errealitate horiek eta zilegitasuna eman behar diegu.

Nahiz eta deserosoa izan?

Bai, noski. Feminismoan, historikoki, beti izan dira momentu deserosoak. Kolokan jartzen ditugulako gure hausnarketak, eta hori da eboluzionatzea.

“Gorputzak eta sexualitateak” izeneko mahai-inguruan galdera bat bota duzue Sare Lesbianistakoek: izan daiteke heterosexuala eta feminista? Galdera itzuliko dizut.

Ez. Guretzat argi dago ezetz. Betidanik feminismoak egin izan duena da heteroarauaz hitz egin, heteropatriarkatuaz, eta bi terminologia hauek erabiliz, ematen du bolleren politikotasuna jada badagoela feminismoaren barruan sartuta. Dudarik gabe, teoria hori komunikabideetan eta gure komunikatuetan agertzea oso ondo dago, aurrerapauso bat da, baina hurrengo aurrerapausoa da nork bere sexualitatea zalantzan jartzea, heterosexualitate normatiboa deseraikitzea. Hainbat emakumek denbora asko galdu dute gizonezkoen partetik aldaketa bat eskatzen eta aldaketa hori ez da ematen. Guk galdetzen dugu –eta era komiko batean, baina gure pentsamendu politikoan errotuta dagoen galdera da–, zergatik ez duzue zuen artean sororitate hori sexualizatzen? Zergatik ez duzue inoiz zuen arteko desira hori aitortu?

Mugimendu lesbofeministak aspalditik esaten du bollerak ez direla emakumeak.

Feminismoaren akatsetako bat da historikoki orokortu egin duela dena, eta horrek ekarri du subjektu feministaren eztabaida. Bollerok aspaldi esaten genuen ez garela emakumeak, zeren emakumearen zentralitate horrek bere gain hartzen zuen emakume eurozentrikoa, zuria, maila sozioekonomiko jakin batekoa, eta abar. Ez gara hor kokatzen. Gizarte honek emakumetzat hartzen duen kategoria horretan ez gara sartzen eta ez dugu sartu nahi.

vidas libres de violencia

«Nos sana la militancia; necesitamos procesos curativos que sean transformadores»

EH BILGUNE FEMINISTA

«No pedíamos más años de cárcel para los de ‘La Manada’, pedíamos ganar el relato»

INTERNAZIONALISTAK

«Necesitamos profundizar en prácticas que se alejen de la justicia punitiva»

JUSTIZIA FEMINISTA MINTEGIA

«En manifestaciones nocturnas nos apropiamos de la noche, del espacio y de nuestros cuerpos»

FARRUKAS

«No hay nada que haga más hombre que la capacidad de poder ejercer la violencia»

MEDEAK