2019/11/08

Mikel INSAUSTI
Crítico cinematográfico
En total desacuerdo con Martin Scorsese

Todo ha venido a raíz de una entrevista en la que Martin Scorsese fue preguntado sobre las razones por las que renunció a dirigir “Joker”, finalmente realizada con enorme repercusión por Todd Phillips. Como era de esperar el italoamericano dio diversos y variados motivos no del todo claros, y, tal vez siendo consciente de su escaso poder de convicción en la respuesta, se metió en un jardín del que no ha querido o no ha sabido salir a posteriori, sosteniéndola en lugar de enmendarla.

Su pedante y gratuito ataque a las franquicias de superhéroes, con la Marvel a la cabeza, le deja en un muy pobre lugar intelectual y resulta indigno de su categoría cinematográfica. ¿Acaso pretende justificar su bajada de pantalones ante la plataforma digital Netflix disparando en otra dirección?

Menos mal que sus películas hablan por él y le redimen, porque en “La invención de Hugo” (2011) el maestro Scorsese supo reconocer que el cine es un arte nacido en una barraca de ferias. No se entiende, por lo tanto, que ahora se contradiga y acuse a las películas de superhéroes y superheroinas de ser un parque de atracciones o parque temático. Mejor haría en explicarnos claramente por qué no podemos ver en salas de cine su última realización, “The Irishman” (2019).