2019/11/08

La familia china permanece unida frente a Occidente
Mikel INSAUSTI
1108_farewell

Lulu Wang llamó la atención de la crítica en el festival de Sundance con su segundo largometraje “The Farewell” (2019), una comedia tan agridulce como la propia comida china. Esta joven realizadora chinoamericana conmueve a la audiencia con una historia autobiográfica, para la que ha contado con la actriz oriental de moda Awkwafina como su alter ego en la pantalla. La misión de esta es trazar un puente intergeneracional con la veterana actriz Shuzhen Zhao, ya que aunque se trata de una obra coral el vínculo entre nieta y abuela constituye el eje alrededor del cual gira toda una reflexión sobre lo viejo y lo nuevo, sobre la cultura milenaria asiática y el choque con el hiperdesarrollado mundo urbano, tanto dentro como fuera de sus fronteras. La conclusión es que ambas realidades pueden llegar a cohabitar, pero solamente gracias a un sentimiento compartido de amor por la vida.

Billy es una treintañera criada en los Estados Unidos, que emigró con sus padres siendo niña, por lo que ya ha perdido el uso del idioma materno. Ahora tiene la oportunidad de recuperar sus raíces en un viaje de vuelta a su Changchun natal, pero no se siente preparada para el reencuentro con la vieja Nai Nai, a pesar de que se sabe su nieta favorita. Su educación occidental le impide entender las razones por las que no debe revelar de ninguna manera el verdadero motivo de la visita, obligada a fingir que ignora el estado de salud terminal de su querida anfitriona.

Una vez en suelo chino, su individualismo chocará con el profundo colectivismo de su país de origen y, sobre todo, con el profundo y arraigado sentido que todavía conservan de las relaciones familiares. Los hijos e hijas de Nai Nai prefieren que la mujer tenga una despedida feliz, por lo que montan una farsa para justificar la presencia repentina de tanto pariente bajo el pretexto de una boda. A su entender, no es el cáncer el que mata sino el miedo.