2019/11/08

Salto con un proyecto a largo plazo

Mikel Landa, presidente de la Fundación Euskadi, se mostró satisfecho con el paso a la segunda categoría que permite correr pruebas del World Tour. El mánager general, Jesús Ezkurdia, dijo que «la presencia del equipo está garantizada para los próximos cuatro años».

Joseba ITURRIA
1108_kir_ciclismo

La Fundación Euskadi presentó ayer en el Hotel Meliá de Bilbo un proyecto pensado a un largo plazo que incluye el salto a la categoría profesional continental la próxima temporada. La mayoría de ciclistas han firmado contratos de dos años, pero el mánager de la entidad, Jesús Ezkurdia, trasmitió que «nuestra visión, gracias a los colaboradores, es de un proyecto a cuatro-cinco años. Con dos años es prácticamente imposible hacer nada. Todo pasa por un período más a largo plazo. La presencia del equipo está garantizada los próximos cuatro años».

Algo importante tras la desaparición del Euskadi Murias, sobre la que Mikel Landa, presidente de la Fundación, dijo que «desde el inicio hemos llevado nuestro camino y lo seguiremos haciendo». Cinco de sus corredores –Mikel Aristi, Mikel Bizkarra, Gari Bravo, Julen Irizar y Mikel Iturria– pasan a un equipo que completan los diez ciclistas de la pasada temporada –Mikel Alonso, Jokin Aranburu, Ibai Azurmendi, Unai Cuadrado, Peio Goikoetxea, Txomin Juaristi, Diego López, Gotzon Martín, Dzmytri Zhigunov y Antonio Jesús Soto–, el ascenso desde el Laboral Kutxa amateur de Iker Ballarin y los fichajes de Joan Bou y Juanjo Lobato (Nippo), Antonio Angulo (Efapel) y Rubén Fernández (Movistar).

«Un paso más»

Landa explicó que el salto «es un paso más, un nuevo reto. Cuando empezamos el objetivo era volver a estar donde estuvo la Fundación. Nos hemos ido consolidando. Subimos al UCI Pro Team con un calendario más completo, queremos empezar bien y estar en la Itzulia a la altura. Hemos demostrado actitud, garra y entusiasmo en la carretera y a partir de ahora queremos hacer las cosas un poco mejor y tener resultados. Por eso tenemos un bloque muy sólido que puede hacer cosas».

Dijo que «el salto parece mucho más complicado de lo que es, una cuestión económica, natural, porque la Fundación por historia te obliga a ir creciendo. Tras un período duro como continental, estamos en una categoría más ilusionante, con más presencia. Ahora toca a Jorge Azanza y al equipo dar la talla».

Ezkurdia destacó que «la plantilla es la que hemos querido, los ciclistas que han elegido Jorge y Mikel». Rechazó que para llegar al equipo haya que pasar por el Laboral Kutxa: «La cantera es la vasca y a la Fundación nos merecen un gran respeto equipos como el Baqué, con más historia que nosotros. Seríamos muy cortos si solo pensamos en el Laboral Kutxa. La cantera es muchísimo más. Como en la época anterior queremos que todos los ciclistas vascos desde infantiles quieran venir».

El director del equipo, Jorge Azanza, trasmitió que el salto de categoría «es un reto y una ilusión muy grande. Empecé siendo director de varios corredores en juveniles y van a dar el salto al UCI Pro Team. Tenemos un equipo muy bonito, compacto, con corredores para tener presencia y buscar resultados y será un placer contribuir a ello».

Acudieron a la presentación Miriam Gardachal y Gaizka Sotil en representación de los equipos sub’23 y femenino patrocinados por Laboral Kutxa y Mikel Landa incidió en la función social de la Fundación: «Seguimos colaborando con escuelas de ciclismo. Tenemos un proyecto social para incorporar la bicicleta en el día a día de la gente para ir a estudiar, trabajar y comprar, para impulsar los hábitos saludables. Hemos organizado tres Txirrindu Festak, en 2020 esperamos hacer más. Impulsamos proyectos solidarios vinculados con la bicicleta y la movilidad y estaremos en escuelas e ikastolas. Este equipo no es solo un proyecto deportivo de alto nivel, se trabaja el ámbito social».

El corredor del Bahrain, que centrará su preparación en el Tour sin correr el Giro en 2020, quiso agradecer a todos los que han trabajado para la Fundación, a los patrocinadores entre los que destacan Orbea, Etxeondo, Laboral Kutxa, Skoda y Urbycolan, «a los 1300 socios que hacen que el equipo sea diferente al sentirse parte de él, y a las instituciones, que están dando pasos importantes y directa o indirectamente nos ayudan en el fomento de la bicicleta en todos los ámbitos y con pequeños gestos como traer etapas de la Vuelta. Es bueno para nosotros, nos da presencia y ganas de seguir peleando por tener un equipo competitivo participante».

 

«Ojalá poder correr el Tour de 2023»

Preguntado Mikel Landa por la posible salida del Tour de 2023 de Bilbo y si eso puede ayudar a estar en él, respondió que «para cualquier aficionado vasco poder disfrutar del Tour va a ser algo muy grande, claro que nos gustaría estar. Hay que ser realista y 2023 está lejos, a ver si podemos estar, ojalá podamos correr».

Jesús Ezkurdia reconoció que recuperar lo que logró el Euskaltel «es complicado porque ha cambiado mucho el ciclismo. Intentamos recuperar lo que tuvimos. Trabajamos para que esto siga y entre todos llegar a donde podamos. El sueño es ese, el objetivo más realista consolidarnos, crecer cada año. Nos hace mucha ilusión estrenarnos en la categoría UCI Pro Team y correr la Itzulia. Es un orgullo».

Negó contactos con la Vuelta para ser invitados en 2020, con etapas vascas: «Por ahora nos hemos limitado a hacer crecer el proyecto. Queremos dar motivos en la carretera para ganarnos la presencia en las mejores carreras como la Vuelta». J.I.

CALENDARIO


El equipo estrenará su categoría en enero en el Tour de San Juan y estará en Mallorca, Valencia, Andalucía, Murcia y en el calendario francés e italiano para llegar fuerte a la Volta y, sobre todo, a la Itzulia.