2019/11/20

Sangriento choque con los yihadistas en la frontera entre Mali y Níger
GARA|BAmako
1120_mun_mali

Un choque armado en la frontera entre Mali y Níger entre los ejércitos de ambos países africanos y un grupo de yihadistas al que perseguían se saldó el lunes con 40 muertos.

Las Fuerzas Armadas Malienses (FAMA), que ya ese mismo día reconocieron solo siete muertos en sus filas, ampliaron ayer sus bajas a 24 soldados, además de otros 29 que heridos. No había partes de bajas entre los militares de Níger.

Informaron asimismo de que mataron a 17 yihadistas y de que un centenar más hechos prisioneros y conducidos por los militares nigerinos hasta la localidad de Tiloa.

Principal frente yihadista

El Sahel africano, una vasta región en la que las fronteras son líneas ficticias en los mapas, se ha convertido en el primer frente de guerra yihadista tras el ocaso territorial del Estado Islámico (ISIS) en Siria e Irak. Inmensa puerta semiárida al desierto del Sahara, la ofensiva yihadista afecta especialmente a Mali y a Burkina Faso, que han devenido Estados fallidos con más del 50% de sus territorios fuera de control.

En el Sahel actúan toda una amalgama de grupos que tienen su origen en la guerra civil argelina y que se reforzaron en medio del caos que siguió al derrocamiento de Gadafi en Libia tras una revuelta popular que se convirtió en una abierta intervención internacional occidental de cambio de régimen.

El principal es la coalición JNIM, en la órbita de Al Qaeda.

El ISIS tiene su propia sucursal, que se hace llamar Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS). Está presente precisamente en la zona fronteriza escenario del choque del lunes.

Informes recientes dan cuenta de la llegada de cientos de yihadistas huidos de Irak y Siria para reforzar este frente.