2020/01/14

Urrutia destaca que la clave del debate del estatus es su objetivo

Comenzaron ayer en la Ponencia de Autogobierno las comparecencias, a puerta cerrada, de los expertos. El primero en intervenir fue Iñigo Urrutia, propuesto por EH Bildu, que considera que la clave es si se quiere una reforma estatutaria o la creación de un nuevo sujeto con una relación bilateral con el Estado.

Iñaki IRIONDO|GASTEiz
0114_eh_ponencia

Los miembros de la comisión de expertos a los que la Ponencia de Autogobierno encargó la redacción de un texto articulado acorde a las bases aprobadas por mayoría entregaron tres documentos distintos. Los nombrados por el PNV, Mikel Legarda, el PSOE, Alberto López Basaguren, y Elkarrekin Podemos, Arantxa Elizondo, entregaron un texto común en la forma pero con votos particulares o redacciones alternativas en cuestiones de fondo, en las que mantienen posturas no solo diferentes sino antagónicas. Iñigo Urrutia, elegido por EH Bildu, aportó su propio documento de nuevo estatus, ajustado a las bases aprobadas por la Ponencia. El del PP, Jaime Ignacio Del Burgo, también incorporó varios escritos con sus posiciones particulares.

El primero en comparecer ayer fue Iñigo Urrutia, que tuvo que hacerlo –como el resto– a puerta cerrada por decisión de PNV, PSE y Elkarrekin Podemos. A la salida de la reunión, ofreció una rueda de prensa, en la que describió que durante el encuentro expuso a los parlamentarios cuáles son sus diferencias básicas con los otros textos, fundamentadas en cuáles son los objetivos últimos de cada cual. Señaló que la cuestión nuclear es «tener claro a dónde vamos»: si se pretende hacer una mera modernización del actual Estatuto de autonomía o se apuesta por la creación de un sujeto político con capacidades diferentes a las actuales, donde haya una relación de bilateralidad con el Estado.

Urrutia sostiene que el encargo que recibieron de la Ponencia fue definir un sujeto con estructuras de Estado. De hecho, entre las propuestas de nombre se encontraba la de Estado pero en ningún caso la de Comunidad Autónoma, indicó. A su entender, el texto mayoritario obedece a una mera reforma estatutaria, mientras que el suyo, basándose en la tradición foral, recoge la capacidad del nuevo sujeto de tener una relación bilateral con el Estado español y no de subordinación como se da en el esquema autonómico.

En cuanto a la participación que los parlamentarios han tenido durante su comparecencia en la Ponencia, Iñigo Urrutia explicó que después de su intervención inicial hubo dos rondas de preguntas de los grupos parlamentarios, algunas de las cuales tuvieron un carácter técnico y otras se interesaron –y esto es subrayable– por la forma de buscar un engarce entre su texto con algunas partes del documento firmado por la mayoría.

Elizondo y la voluntad popular

La segunda en pasar por la Ponencia fue la jurista propuesta por Elkarrekin Podemos, Arantxa Elizondo, quien sostuvo que el derecho de la ciudadanía a expresar su voluntad es «un elemento fundamental en cualquier sistema democrático» y que, por lo tanto, si se hace de forma «legal y pactada», tiene «una viabilidad jurídica indudable».

En todo caso, según recoge Europa Press, Elizondo recordó que, a diferencia del texto del PNV, ella no nombra en su propuesta el derecho a decidir como tal, porque no quería «dar por sentado que existe un derecho a decidir de un pueblo, de una manera casi natural».

Alberto López Basaguren, nombrado por el PSE y que también firma el texto de la supuesta mayoría, está en contra de las otras dos redacciones.

 

PNV, PSE y Elkarrekin Podemos deciden que los expertos intervengan a puerta cerrada

Los expertos explicarán sus posiciones a puerta cerrada en la Ponencia de Autogobierno, según decidió ayer la mayoría de los grupos, integrada por PNV, PSE y Elkarrekin Podemos. Por contra, EH Bildu y PP habían pedido expresamente que las intervenciones se hicieran a puerta abierta, con prensa y publicidad.

Las deliberaciones y debates de la Ponencia de Autogobierno, como todas las ponencias, se realizan a puerta cerrada, para que su trabajo pueda realizarse sin estar condicionada por la presencia de los medios y la publicidad. Lo mismo ocurrió con la reuniones del grupo de expertos, a quienes se les solicitó confidencialidad. Sin embargo, en la primera fase de las reuniones, las comparecencias de los invitados en la Ponencia fueron públicas. Por otra parte, los documentos realizados por cada uno de los expertos son también públicos y están a disposición de toda la población en la web del Parlamento.

Iñigo Urrutia, al igual que Arantxa Elizondo, estaban dispuestos a intervenir con los medios en la sala. Pero PNV, PSE y EP aseguran que se decidió que todo fuera a puerta cerrada y así hay que seguir.

Finalizadas las comparecencias de ayer, el portavoz del PP en esta ocasión, Antón Damborenea, denunció que el PNV quiere «liquidar» la Ponencia, al menos, en esta legislatura, y «fía todo a un acuerdo en Madrid entre Sánchez, el PNV, ERC y Bildu». Aseguró que el deseo del experto designado por su partido, Jaime Ignacio del Burgo, era intervenir a puerta abierta y que no acudirá si no es en esas condiciones.I. I.

PROPOSICIÓN DE LEY


Después de que hoy intervenga el experto propuesto por el PSE, Alberto López Basaguren, la siguiente comparecencia será la del diputado del PNV Mikel Legarda el 31 de enero. Luego alguien debería presentar una proposición de ley de reforma estatutaria para iniciar un debate legal en serio.