2020/01/15

Altuna, «ni optimista ni pesimista» sobre su vuelta

El de Amezketa sigue sin pelotear con su zurda y tomará la decisión definitiva tras entrenar hoy en Eibar.

Jon ORMAZABAL
0115_kir_pilota

Jokin Altuna decidirá hoy, tras un entrenamiento en el Astelena eibartarra, si se ve en condiciones de regresar a la competición este domingo tras haber suspendido su partido la pasada semana por molestias en su muñeca izquierda. El de Amezketa no ha peloteado con la zurda desde el partido del 3 de enero en Azpeitia, por lo que ayer no podía responder a la pregunta de si se ve en condiciones de volver a jugar este fin de semana, tampoco si es optimista, o no, a ese respecto.

El amezketarra explicó en la elección de material de ayer que el lunes «anduve un poco del uno al uno y notaba un poco que tenía poca fuerza, no he hecho nada en nueve días y la muñeca lo nota. Será cuestión también de quitar miedo y coger confianza y mañana –por hoy– veré si estoy en condiciones de jugar», apuntó.

El delantero de Aspe tiene «un pequeño bulto, una inflamación, y eso me molesta. Así como la muñeca derecha la siento muy suelta, la zurda la tengo más agarrotada. Si la caliento bien luego igual me siento bien pero tengo claro que si hubiera jugado el sábado, el domingo tendría la muñeca como una bota y no convenía».

Dentro de las molestias y el infortunio de una lesión en plena competición, Jokin Altuna cuenta con la tranquilidad que le han transmitido los médicos de que «no es una lesión que se vaya agravar por jugar, aunque sí es una lesión que en ciertos partidos me va a seguir dando la lata». Y por si fuera poco, «si veo que la muñeca no está bien, tengo un sustituto de lujo, el otro día hizo un partidazo y, si no estoy bien, le tocará jugar a Danel», apuntó con confianza.

Una dolencia conocida

De momento, reposo y fisioterapia –ayer mismo acudió al masajista tras la elección de material del Astelena– son la receta con la que hacer frente a un tipo de lesión que no es nuevo para el delantero de Aspe. «Esta misma muñeca me la lastimé en 2014, poco antes de debutar, debuté en junio pues en mayo, en la final del GRAVNI. Cuando debuté tenía pequeñas molestias, pero nada en especial y en 2016, cuando ya llevaba dos años, tuve que parar un mes, tenía el cartílago un poco tocado, lo mismo que ahora y no es una lesión grave, hay sitios peores en la muñeca, pero es bastante latoso y me ha vuelto a los cuatro años. Hay que cuidarlo».

Lo malo en el apretado calendario de un manista de élite como Jokin Altuna es que no hay fechas para descansar y tratarse en condiciones. «Lo intento llevar lo mejor posible. Igual hace dos años si me hubiera pasado lo mismo, la semana pasada hubiera jugado pero voy aprendiendo también a cuándo forzar y cuándo no. Creo que hice bien en parar la semana pasada aunque no lográramos el punto. Estoy tranquilo con la decisión».

Ander Imaz evoluciona positivamente

Ander Imaz era otra de la dudas para esta jornada tras sus problemas físicos del viernes en Getaria pero, descartada una rotura de fibras, espera estar el domingo en Mungia, a donde ayer acudió a la elección de material. «Por lo menos estoy contento porque no tengo ninguna rotura, en el partido noté un pinchazo bastante grande y los dos siguientes días he estado dolorido, pero ayer –el lunes– me dijeron que no tenía una rotura, las sensaciones son mejores y espero estar el sábado».

En estos días ha recibido dos masajes y hoy tomará otro «y me ha ido bien. La intención es hacer un entrenamiento fuerte el jueves para probar cómo está la pierna y, si estoy al 100%, saldré».

En cuanto a su trayectoria en el Parejas, el oiartzuarra está satisfecho del nivel ofrecido, pero se lamenta de esos dos puntos que se les han escapado las dos últimas semanas por uno y dos tantos, «pero hemos sido competitivos todo el torneo, que era nuestro objetivo». J.O.

ELEZKANO


El de Zaratamo, «un sustituto de lujo» según Altuna, volvería a ocupar el lugar del amezketarra si este no puede jugar, con lo que su partido especial de una pareja ante un trío estaría ahora mismo en el aire.