2020/01/22

Pasos hacia la banca pública, en el preacuerdo navarro

Dar pasos hacia la recuperación de una banca pública o avanzar hacia la inclusión del ciclo 0-3 años en Educación son compromisos que se incluyen en el preacuerdo presupuestario alcanzado por el Gobierno navarro y EH Bildu tras semanas de negociación.

Martxelo DÍAZ|IRUÑEA
0122_eh_bildu_psn

El preacuerdo presupuestario alcanzado por el Gobierno navarro y EH Bildu incluye compromisos como avanzar hacia la recuperación de una banca pública o dar pasos para la inclusión del ciclo 0-3 años en Educación, según ha podido conocer GARA de fuentes que han participado en la negociación.

En lo que se refiere a la banca pública, el Instituto Navarro de Finanzas asumiría funciones que ahora cumple Sodena. Se destaca que es solo un primer paso, pero el objetivo último es sentar las bases para que se pueda llegar a solicitar una ficha bancaria.

EH Bildu ha conseguido que se amplíe el techo de gasto inicialmente fijado por el Gobierno de María Chivite y se han comprometido partidas en Educación, Igualdad y Salud, mientras que otras modificaciones se fijarán en el procedimiento de enmiendas parciales.

En la coalición soberanista se destaca que en esta negociación han conseguido dar continuidad presupuestariamente a las políticas iniciadas en el cuatripartito de la pasada legislatura. Junto a ello, se considera que se ha establecido un suelo desde el que se puede comenzar a construir, aunque son conscientes de que, en cualquier caso, no son las cuentas que EH Bildu hubiera elaborado.

Las prioridades que se ha marcado EH Bildu en esta negociación han sido garantizar la calidad de los servicios públicos –logrando, por ejemplo, compromisos para que no se produzcan privatizaciones– y la defensa de los derechos sociales de la ciudadanía.

EH Bildu entregó un documento a la lehendakari María Chivite y a la consejera de Hacienda, Elma Saiz, en la reunión que mantuvieron el pasado 27 de noviembre en el Palacio de Nafarroa. Desde entonces, se han mantenido encuentros de una manera discreta que han desembocado en el anuncio de acuerdo que se realizó el lunes.

Ya en noviembre Navarra Suma se desmarcó de cualquier posibilidad de alcanzar un acuerdo con el Gobierno de Chivite, que tenía como único interlocutor válido para conseguir sacar adelante los presupuestos a EH Bildu.

Desde la coalición soberanista se pone en valor el acuerdo, destacando, una vez más, que EH Bildu es imprescindible para alcanzar acuerdos progresistas en Nafarroa. Tal y como manifestaron en el proceso de investidura de Chivite, la única alternativa a no hablar con EH Bildu es hacerlo con Navarra Suma.

El compromiso de la formación abertzale es permitir que el Gobierno navarro pueda aprobar sus presupuestos, aunque todavía no tienen decidido si lo harán mediante un voto a favor en el Parlamento o con la abstención, como sucedió en la investidura de Chivite.

En EH Bildu se valora positivamente el preacuerdo presupuestario alcanzado en Nafarroa, ya que aunque se insiste en que no son las cuentas que esta coalición hubiera elaborado, se considera que este tipo de negociación puede suponer un avance no solo para Nafarroa, sino también en otros territorios de Euskal Herria.

Remírez: «Ámbito social»

El vicepresidente del Gobierno navarro, Javier Remírez, por su parte, subrayó, en declaraciones a los medios, que el preacuerdo es «una buena noticia, ya que da estabilidad» y destacó que el contenido del mismo se ciñe estrictamente a los ámbitos social y económico, «sin entrar en cuestiones identitarias».

Remírez, que reveló que los socios de gobierno de Chivite han sido informados puntualmente de las negociaciones con EH Bildu, subrayó la voluntad de acordar de las partes, «lo que ha hecho que no haya habido grandes discrepancias».

Desde la CAV, la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, entrevistada en Radio Euskadi, mostró su apoyo al acuerdo presupuestario en el Ayuntamiento de Irun, destacando que la responsabilidad del alcalde José Antonio Santano era buscar la gobernabilidad.

En cualquier caso, Mendia no admitió que pueda haber una corriente nueva que apunte a acuerdos entre el PSE y EH Bildu en otras instituciones, aunque recordó que su partido «inauguró hace cinco años una etapa en la que movió una ficha por la gobernabilidad del país, por acordar con el distinto».

La portavoz del Gobierno español, María Jesús Montero, también se refirió al preacuerdo navarro en su comparecencia ante los medios tras el Consejo de Ministros, señalando que es «una dinámica normal, en la que se habla de números, de cifras, no de nada que tenga que ver con pretensiones de estas formaciones [EH Bildu] que ni siquiera están en la órbita de las competencias de las comunidad autónomas». En este sentido, destacó que en las negociaciones que han desembocado en el preacuerdo presupuestario, «se pidió que se pusiera sobre la mesa solo el interés general de los ciudadanos».

El GBB acusa a Santano de romper el pacto entre los jeltzales y el PSE

El Gipuzko Buru Batzar del PNV criticó anoche la actuación del alcalde de Irun, José Antonio Santano (PSE), por acordar las cuentas municipales con EH Bildu –como adelantaba ayer GARA–, un pacto que también cuenta con el apoyo de Elkarrekin Podemos. En una nota, acusó al primer edil de haber «roto unilateralmente» el acuerdo suscrito en junio de 2019 entre los jeltzales y el PSE.

La Ejecutiva jeltzale en Gipuzkoa recordó que el acuerdo obliga a ambas formaciones a garantizar mediante la negociación la aprobación de las cuentas municipales. «En el caso de no alcanzarse un acuerdo a nivel local, las direcciones territoriales de ambos partidos se comprometen a intervenir con el objeto de encauzar las diferencias y garantizar el acuerdo», indicó el GBB.

Santano y el PSE, agregó, «saltándose la obligación inexcusable de negociar con el PNV en sus distintos ámbitos, local y territorial, si fuera necesario, presentan acuerdos presupuestarios cerrados con EH Bildu y Elkarrekin Podemos, contraviniendo clamorosamente la norma acordada». Por todo ello, anuncia que el PNV convocará la comisión de seguimiento del acuerdo a nivel territorial. Mientras tanto, la formación jeltzale mantendrá las enmiendas presentadas al presupuesto municipal de Irun.

El caso de la segunda localidad de Gipuzkoa es muy peculiar debido a las malas relaciones locales entre el partido de José Antonio Santano –que gobierna Irun desde 2002– y el PNV, siendo una excepción al pacto global entre ambas formaciones. GARA

NAVARRA SUMA


Como era previsible, Navarra Suma rechazó el preacuerdo presupuestario porque «va a consumar el engaño del PSN a los navarros», tildó las cuenta de continuistas respecto a las de Uxue Barkos y anunció una enmienda a la totalidad.

ELA


ELA advirtió de «las limitaciones de un presupuesto que asume la política de austeridad» y reclamó que las cuentas navarras de 2020 «recojan las reivindicaciones de la huelga general del 30 de enero».

APROBACIÓN


El compromiso de EH Bildu es permitir que se aprueben los presupuestos en el Parlamento navarro, aunque todavía no han decidido si optará por la abstención (como en la investidura) o votará a favor de las cuentas.