2020/02/13

Urkullu pasa por Zaldibar dos días después de adelantar las elecciones

Seis días después del fatídico derrumbe del vertedero de Zaldibar y dos días después de anunciar el adelanto de las elecciones, el lehendakari, Iñigo Urkullu, se presentó en el vertedero sin previo aviso. Coincidió con otras dos visitas que tenía programadas en Bizkaia. Las labores de búsqueda de los dos desaparecidos siguen suspendidas.

GARA|ZALDIBAR
0213_eg_urkullu

El lehendakari de la CAV, Iñigo Urkullu, acudió ayer a la zona en que se produjo el derrumbe de Zaldibar. Acudió seis días después de aquel fatídico suceso en el que quedaron sepultados dos trabajadores del vertedero Verter Recycling 2002 que aún siguen desaparecidos.

Urkullu fue preguntado el lunes, en la rueda de prensa en la que anunció el adelanto de las elecciones, por su ausencia por Zaldibar. Dijo que se trataba de una «catástrofe natural» y que lo que había ocurrido allí era «un accidente laboral». Para él, fueron suficientes esos argumentos para defender su postura que no iba a cambiar «por las campañas de Twitter» y que no iba a «estar por estar».

Dos días después de aquellas declaraciones y sin previo aviso, ayer al mediodía acudió al vertedero de Zaldibar y estuvo allí durante 50 minutos, según las estimaciones de EiTB. No hizo declaraciones ni se difundieron oficialmente fotos de su visita.

En lo que se refiere a las últimas informaciones que llegan desde Zaldibar, los dos trabajadores –Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán– siguen desaparecidos; hoy cumplirán el séptimo día bajo tierra y las labores de búsqueda están suspendidas hasta nuevo aviso.

Los geólogos advierten de que las tierras no están suficientemente estables para seguir con los trabajos de rescate. Estefanía Beltrán de Heredia, consejera de Seguridad de Lakua, indicó el lunes que ahora mismo prima la seguridad de los que trabajan en la zona.

Ayer acudió al vertedero, acompañado por la viceconsejera de Medio Ambiente Elena Moreno, un experto geólogo neerlandés para evaluar la emisión de gases y los riesgos.

Los medidores de aire y agua que se han colocado en Ermua, Eibar y Zaldibar están indicando valores normales a pesar de la humareda que desprenden los diferentes incendios que siguen activos en los terrenos de Verter Recycling 2002. La calidad del agua también parece estar en valores positivos; no obstante, el martes, el Ayuntamiento de Zaldibar, recomendó a los caseríos de Eitzaga que se abastecen a través de una red privada que no consuman agua del grifo.

Contraataque del PNV

La visita del lehendakari a Zaldibar coincidió con otros dos actos oficiales que tenía programados en Bizkaia. A primera hora visitó la empresa Versia en Barakaldo y a la 13.30 protagonizó un acto en el centro de automoción de Zornotza.

El PNV y Urkullu, que concluyó su intervención del pasado lunes, con un «si no hay nada más, gracias y... ¡precampaña!», pasaron al contraataque posicionándose como víctimas del «carroñerismo político».

Josu Erkoreka, portavoz del Gobierno Urkullu, y Koldo Mediavilla, dirigente del PNV que suele marcar línea discursiva en estos casos, introdujeron términos muy similares para referirse a las críticas por su gestión del desastre de Zaldibar. La coincidencia evidencia que hay un argumentario compartido Lakua-Sabin Etxea para contraatacar frente a quienes, desde todos los puntos del arco político, señalan sus responsabilidades.

En Radio Euskadi, Erkoreka dijo que las formaciones que señalan los errores, primero en el descontrol del vertedero y después en la gestión de la búsqueda de los dos trabajadores desaparecidos, practican «carroñerismo político».

En defensa de su actuación, el portavoz de Lakua desmintió a los familiares al asegurar que «el Gobierno ha hablado con ellos prácticamente desde el primer día. Se les ha puesto al tanto de la situación». No es eso lo que sostienen ellos, como detalla la entrevista de Helene y Paulo Alberdi a GARA.

Casi a la misma hora, en Onda Vasca Koldo Mediavilla, responsable de Política Institucional en el EBB, aseguró que «sectores reconocibles» han incurrido en una «utilización vil y torticera» del derrumbe, para «manipular a través del miedo sensaciones de odio y de carácter político que no van a ningún lado».

El PNV, a través de su cuenta de Twitter, dio un salto en ese discurso e intentó ligar con ETA las protestas en su sede por la gestión del desastre de Zaldibar. Las acciones consistían en colocar carteles y bolsas de basura en algunos batzokis. La maniobra reproduce prácticas habituales históricamente en formaciones como PP o UPN, que han intentado desprestigiar protestas sociales ligándolas a ETA.

 

Lan istripuak salatzeko eserialdia egin du gehiengo sindikalak

Euskal gehiengo sindikalaren ordezkari batzuk (ELA, LAB, ESK, Steilas eta EHNE) Lakuaren Bilboko ordezkaritzan sartu ziren atzo 2020ko lan ezbehar hilgarriak deitoratzeko. Egoitzan sartu eta bertan eserialdi zaratatsua egin zuten, «11+2» kartelak esku artean zituztela. Urtea hasi denetik 11 langile hil dira lanean ari zirela eta Zaldibarko hondakindegian izandako luiziaren ondotik desagertuta jarraitzen duten bi langileak –Joaquin Beltran eta Alberto Sololuze– ere gogoan izan zituzten.

Langileen ordezkarien ustez, egoera honen erantzule nagusiak Lakuako Gobernua eta patronala dira. Ziurtatu zuten administrazio publikoari dagokiola «bere eskuetan dauden erreminta guztiak erabiltzea (Lan Ikuskaritza, Osalan...)» prekaritateari amaiera emateko. «Ez da posible lanera joan eta etxera itzuliko garen ez jakitea», kritikatu zuen ESK-ko Isabel Castrok.

Besteak beste, kontratazio kateak erregulatzea exijitu zuten langileen ordezkariek, beraien ustez hor baitago «prekaritatearen mailarik gorena». Kapitalaren eta aberastasunaren aurretik, gizartearen eskubideak lehenestea eskatu zioten Gasteizko Gobernuari.

Zaldibarko luiziari dagokionez, lehentasuna bi langileen bilaketa lanak izan behar direlakoan daude. Era berean, Lakuari zein zabortegiaren arduradunei erantzukizunak hartzea exijitu zioten: «Nazkatuta gaude horrelako gauzak gertatu eta inork ez ordaintzeaz».

Gaur, 18.30ean, Bilboko Arriaga plazan mobilizazioa deitu dute sindikatuek.A.R.

 

Gasteiz ofrece su problemático vertedero para los residuos

El Ayuntamiento de Gasteiz, en manos de PNV y PSE, ha ofrecido las instalaciones de Gardelegi para albergar residuos procedentes del vertedero de Zaldibar, donde la empresa Verter Recycling 2002 SL había depositado 4.239 toneladas de materiales con amianto. Un elemento cancerígeno que, según explicaron fuentes del Departamento de Medio Ambiente, no está catalogado como «residuo peligroso», siempre y cuando se cumplan las condiciones de depósito.

El Servicio de Inspección Ambiental de Lakua no ha otorgado una buena puntuación a Gardelegi en los últimos años. En 2015 y 2016 estableció que el grado de cumplimiento de las condiciones de la autorización ambiental integrada era «bajo», en 2017 lo elevó a «medio», y en 2018 redujo el grado a «medio-bajo».I.S.

SÉPTIMO DÍA


Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán, los dos trabajadores de Verter Recycling 2002 llevan desaparecidos más de seis días –hoy por la tarde cumplirán el séptimo día– a consecuencia del derrumbe del vertedero de Zaldibar. El rescate está suspendido por la inestabilidad de la tierra.

PNV ATACA POR TWITTER


El PNV, a través de su cuenta oficial de Twitter, intentó ligar con ETA las protestas en su sede por la gestión del desastre de Zaldibar. Las acciones consistían en colocar carteles y bolsas de basura en algunos batzokis. La maniobra reproduce prácticas habituales en PP y UPN.