Jon ORMAZABAL
Pelota

El circuito del Parejas se olvida de varios «templos»

El campeonato más largo del año pasa de largo de frontones como el Atano III, el Ogeta y el Adarraga.

gara-2020-02-14-Noticia

Cada deporte tiene sus escenarios míticos, pabellones o estadios donde se han labrado gran parte de las gestas o leyendas que han forjado cada mito y cada especialidad. Lugares que en el caso de la pelota van ligados principalmente a eso que hemos conocido como frontones industriales. Siendo este un deporte tan arraigado a la tradición, sorprende que el Parejas, el campeonato más rentable empresarialmente y el que más aficionados mueve, se haya ‘olvidado’ este año de plazas tan emblemáticas como el Atano III donostiarra, el Ogeta gasteiztarra o el Adarraga de Logroño.

La situación en cada caso es muy diferente y en el caso de la capital arabarra han sido razones de fuerza mayor las que han privado a los pelotazales de la zona –no ha habido ni habrá ningún festival en Araba– de contar con un festival. Finalizada la feria de La Blanca, que tanto costó organizar y que obligó al Ayuntamiento a firmar un convenio con las empresas, el Ogeta se sometió a un proceso de rehabilitación que se ha alargado más de lo previsto. Problemas con un techo retráctil han retrasado el plazo de ejecución de las obras, que no terminarán antes de que acabe marzo.

De hecho, desde la LEP.M se interesaron en la posibilidad de llevar al frontón de Mendizorrotza uno de los partidos de la liguilla de semifinales, algo que era materialmente imposible.

Tolosa, capital guipuzcoana

Más sorprendente resulta, quizá, que siendo guipuzcoanos casi la mitad de los pelotaris titulares (7 de 16), Donostia, concretamente el Atano III, no haya acogido ningún partido. Se podría decir que, al menos en cuanto a la pelota, Tolosa vuelve a ser la capital del herrialde, pues el Beotibar es, con 12 festivales, el frontón más empleado en este Parejas. Sin sobresaltos de última hora, las empresas llevarán hasta 12 festivales del Parejas a Tolosa, con un notable incremento respecto al año pasado (6 sin los dos de Carnavales que este año sí coinciden con el torneo). Gana ampliamente a la Catedral, el Astelena de Eibar, que se conformará con 9, tres de ellos en periodo navideño.

Tras la irrupción del Bizkaia y el Navarra Arena, con sus 3.000 butacas, el Atano III dejó de albergar finales y paulatinamente ha quedado en el olvido, sin un partido del Parejas, algo que no sucedía desde hace siete años.

Como siempre, una vez arreglado el desencuentro del arrendamiento con la Federación de Nafarroa, el Labrit es el frontón con más festivales, un total de 16, incluyendo uno del play off y tres de la liguilla de semifinales.

Esta vez la final irá a Bilbo, frontón con siete funciones este Parejas del que, sin titulares riojanos, queda excluido Logroño y toda la Rioja. Gipuzkoa, con 30 festivales, encabeza el ránking provincial, Nafarroa tiene 19, 14 Bizkaia y uno Lapurdi y Soria.

Las antípodas pasan por el Labrit

Cosas del calendario, el Labrit acoge esta tarde un partido sin transcendencia en cuanto a la clasificación, con el enfrentamiento de los líderes, ya clasificados, Jaka-Zabaleta y Víctor-Mariezkurrena, la única pareja que se ha quedado sin opciones de pasar el primer corte.

A pesar de todo, a última hora de la tarde de ayer apenas quedaban a la venta una treintena de entradas, por lo que se espera otra lleno en La Bombonera para un partido que habrá que ver cómo se toman unos y otros. Los de Aspe han repetido una y otra vez que no piensan levantar el pie del acelerador, que ya tendrán una semana para descansar mientras otras cuatro parejas se lo jueguen todo a una carta en el play off, pero no es sencillo mantener la tensión durante tanto tiempo.

Los de Baiko, por su parte, buscan su primera victoria y se antoja una oportunidad muy bonita para que Jon Mariezkurrena, que va de menos a más, logre ese triunfo que le llene el depósito de confianza. J.O.