Arnaitz GORRITI
BALONCESTO - RETABET BILBAO BASKET

El no tener nada que reprocharse, la mejor noticia pese a la derrota

El reconocimiento de los propios hombres de negro y de los rivales jalonan la eliminación copera de Bilbao Basket, que ahora pierde aAxel Bouteille a cuenta de las Ventanas FIBA y no tendrá partido de Liga hasta el próximo 1 de marzo en la cancha del Betis.

gara-2020-02-14-Noticia

«Cuando un equipo lo da todo, vaciándose, solo se le puede felicitar y estoy orgulloso de la lucha y el sacrificio de todos los jugadores durante los cuarenta minutos». Son palabras de Alex Mumbrú en la rueda de prensa posterior a la derrota de RETAbet Bilbao Basket por 93-83 en su duelo de cuartos de final ante el Real Madrid. Al final perder es perder, y la andadura de los hombres de negro en el «Torneo del KO» ha vuelto a terminar a las primeras de cambio. Pero a diferencia de otras ediciones, en las que Bilbao Basket cayó porque no consiguió dar su nivel, la derrota del jueves debe ser de las que menos duelen, porque los pupilos de Mumbrú se vaciaron en los 40 minutos.

«Si nos meten canastones desde ocho metros para ganarnos qué le vamos a hacer, es baloncesto. ¡Pero vamos a seguir luchando hasta el final!». Son palabras de Alex Mumbrú en uno de sus últimos tiempos muertos del jueves, después de ver cómo Sergi Llull cercenaba las últimas opciones bilbainas con varias canastas seguidas, incluyendo un «tres más uno». Tanto es así, que hasta los componentes del Real Madrid pusieron en valor la labor de los hombres de negro. «Pelearon hasta la última pelota», se admiraba Gabriel Deck, mientras que Pablo Laso le daba mérito al triunfo de sus jugadores «ante un equipo que tiene mucho mérito, juega con confianza y muy bien al baloncesto». «Esto ha sido una final que hemos ganado para acceder a la semifinal», remachaba el técnico gasteiztarra.

La plantilla bilbaina, pese a arrastrar el disgusto por no haber pasado de ronda, también mostraba cierta satisfacción por el trabajo bien hecho. «Nos pueden hacer un parcial en contra, pero nunca nos rendimos y jamás damos el partido por perdido. Dar el 100% hasta el final es nuestra seña de identidad de todo el año, y así es como hemos llegado hasta aquí», reconocía Sergio Rodríguez, una de las «armas secretas» de Bilbao Basket a la hora de volver al partido cuando, al inicio del último cuarto, todo parecía decidido. Axel Bouteille, uno de los jugades que más sufrió los rigores de la Copa debido al marcaje de Deck y Taylor, reconocía que el equipo «ha estado fuerte hasta el final», pero lamentaba que «no fue suficiente para anotar más puntos y poder ganar».

El corolario, nuevamente por parte de Mumbrú. «Los jugadores son competidores, lo demuestran cada día en cada partido. Tengo la suerte de tener un equipo de competidores y cuando acaban de perder están fastidiados. Hay que darse cuenta que estamos en una Copa. Están tocados, pero es normal porque acaban de perder. Pero les he dicho que estoy orgulloso de ellos», concluía.

Parón hasta marzo

¿Y ahora, qué? Bilbao Basket es quinto con 13 victorias en 21 jornadas, ocho más que el penúltimo; el Fuenlabrada, y dos más que el octavo clasificado: Unicaja. Es decir, digan lo que digan las matemáticas, el cuadro bilbaino está salvado y tiene pleno derecho a competir por disputar los playoffs de la Liga ACB.

Quizá por eso es que Alex Mumbrú añadiera una pequeña coletilla diciendo que «las valoraciones las haremos al final de temporada, queda mucho por delante». Pero lo cierto es que queda por ver qué tal le sienta este parón forzado que le cae encima al cuadro bilbaino. A cuenta de las Ventanas FIBA, los hombres de negro no vuelven a jugar hasta el próximo 1 de marzo, fecha en la que rendirán visita al Betis en Sevilla.

Ante todo, preocupa que esta química de grupo se pueda resentir en este parón forzado, por no hablar de que Bouteille se pueda lesionar jugando con su selección. La parte más positiva está en que Tyller Haws al fin dispondrá de un poco de tiempo para ir acoplándose a los sistemas de Bilbao Basket.

Jordi Juste, nuevo técnico para Basket Navarra

Jordi Juste (Barcelona, 1978) es el nuevo entrenador del Basket Navarra tras la reciente renuncia de Xabi Jiménez al no haber logrado el equipo la clasificación para el grupo A1 por el ascenso, objetivo marcado por el club iruindarra.

De Juste destacaba la propia entidad en su web que es un entrenador con una amplia experiencia en los banquillos, sobre todo en el extranjero, en donde ha entrenado en las primeras categorías de sus respectivos países a equipos como el KFUN Nassjo sueco o el UU Korihait finlandés. También ha ejercido en varios equipos de Irlanda y Serbia. También ha entrenado en Catalunya y como ayudante en Liga EBA.

En el banquillo de Basket Navarra, Juste tratará de conseguir los objetivos marcados por el club. El cuadro iruindarra jugará en el grupo A2 por la permanencia, con opción de lograr el playoff por el ascenso. GARA