2020/03/03

A la «paciente 0» de Txagorritxu no le hicieron pruebas en cuatro días

El Hospital de Txagorritxu es en este momento el principal foco de infección de coronavirus en Euskal Herria, y la primera persona a la que se le detectó, una médico del centro, había avisado a sus superiores cuatro días antes de que le hicieran las pruebas correspondientes. Lo denunció ayer ELA, que considera que han fallado todos los protocolos.

Iker BIZKARGUENAGA|BILBO
0303_eg_covid

La trabajadora del Hospital de Txagorritxu que dio positivo en coronavirus el pasado viernes, que es el primer caso detectado en Euskal Herria, había informado a sus superiores cuatro días antes, el lunes, de que pensaba que estaba infectada por el nuevo virus. A pesar de ello, no se le hizo ninguna prueba ni se activo ningún protocolo en el centro hospitalario gasteiztarra hasta ese mismo viernes en el que se informó públicamente.

Así lo confirmó ayer a GARA Esther Saavedra, representante de ELA en Osakidetza, que calificó como «muy grave» lo ocurrido, apuntando que ha existido «una falta de prevención» por parte de las autoridades sanitarias y «un fracaso absoluto» de los protocolos existentes. También citó lo ocurrido como muestra del estado en que se halla el Servicio Vasco de Salud.

Según detalló Saavedra, la «paciente 0» en Gasteiz había tenido los primeros síntomas el día 17, pero no les dio mayor importancia. Sin embargo, una semana después sí pensó que podría tratarse de la enfermedad Covid-19, dando cuenta de ello, sin que nadie tomara medidas.

Estamos hablando del lunes de la semana pasada, cuando el virus ya estaba extendido, con Italia como núcleo principal en Europa. A preguntas de este diario, el Departamento de Salud no quiso hacer comentarios.

Aparecen nuevos casos

Saavedra ya había expuesto lo sucedido a mediodía en una concentración convocada por su sindicato en Gasteiz con el lema “Osakidetza, lan segurtasuna eta osasuna bermatu orain”, donde se denunció que no se han hecho las cosas bien, sino «tarde y mal». «Es increíble que el foco de la infección sea un facultativo que está trabajando y que se le permita trabajar con síntomas», expuso. Ese foco, además, parece haber afectado a otros centros de salud de la capital alavesa, pues en el ambulatorio de Olarizu toda la plantilla se encontraba en cuarentena, y lo mismo ocurría con tres médicos en el barrio de San Martín.

Además, no solo se extienden las medidas de prevención, sino también los casos confirmados. A última hora de la tarde de ayer el Departamento de Salud confirmaba un nuevo caso en Araba, identificado como contacto de uno de los profesionales sanitarios afectados. Poco antes, la consejera riojana de Salud, Sara Alba, había informado de que un residente en esa comunidad que trabaja en Txagorritxu había dado positivo. Según indicó, esta persona se halla «asintomática» y aislada en su domicilio.

Lo mismo ocurre con buena parte de la plantilla de Txagorritxu, especialmente en la unidad de medicina interna a la que pertenecía el primer caso. Esto provoca, según denunció Saavedra, que tenga que completarse con profesionales procedentes del Hospital de Santiago y con listas de contratación temporal.

Al respecto, apuntó que hay «equipos enteros» formados por personal temporal, que viene de lista, sin apoyo de personal veterano y que «no han tenido manera de formarse». «La situación es crítica y el servicio que se tiene que prestar se queda en situación crítica», insistió.

«En diciembre en China se dio la alarma, en enero la OMS estableció que estábamos ante una epidemia que podría ser mundial», recordó, para criticar que «hemos tenido tiempo de sobra para articular protocolos y formar a los profesionales, y nos encontramos con lo de siempre, que vamos tarde, que los protocolos se aplican tarde, que se van parcheando a medida que se ve necesario, que el personal tiene que trabajar sin tener la formación correspondiente».

«Años de desmantelamiento»

También LAB censuró el modo en que Osakidetza está manejando este tema. En una nota de prensa, ese sindicato valoró que «la foto no es tan perfecta como nos quiere mostrar la consejera», y lamentó que «los protocolos habilitados son modificados semanalmente y con un evidente déficit de difusión entre las y los diferentes profesionales».

LAB denunció, además, que la atención primaria, «tras años de desmantelamiento paulatino, se ve en una situación de debilidad que todos los años, en época de gripe, queda bien clara». En este sentido, recuerda al Servicio de Salud que «es su obligación poner los medios suficientes para que las trabajadoras y trabajadores de su plantilla puedan realizar su trabajo de forma segura frente al coronavirus, la gripe común o el aire contaminado por el vertedero de Zaldibar».

A tal fin, le exige que desarrolle una «campaña informativa clara, concisa y no alarmista» para aclarar a la población todas sus dudas sobre este asunto, que refuerce «la seguridad de trabajadores y trabajadoras para garantizar el funcionamiento del sistema sanitario», y que se refuerce la plantilla de Osakidetza «en todos los servicios necesarios», así como que se forme a todo el personal nuevo antes de que comiencen su labor.

Estas denuncias llegan paradójicamente cuando contener la incidencia sobre el personal sanitario centra una parte importante de los esfuerzos dedicados a luchar contra el coronavirus, porque una alta tasa de contagio en ese colectivo podría causar un problema de primera magnitud en los centros de salud y hospitales y en su capacidad de atender a la ciudadanía.

En este sentido, el ministro español de Sanidad, Salvador Illa, informó ayer de que se va a recomendar a los profesionales que no acudan a congresos con el objetivo de evitar más contagios del virus. «El personal sanitario debe extremar las medidas preventivas y evitar congresos. Hemos tenido contagios de personal sanitario, lo que obliga a que los contactos que hayan tenido también tengan que estar aislados, y esto puede producir una merma», expuso Illa en la Cadena Ser, apostillando que «si hubiera más contagios entre estos profesionales sería una merma de recursos, y en este momento no es conveniente».

Varias cancelaciones

Ese mismo objetivo de prevención ha motivado que actos y movilizaciones relacionados con el sector sanitario hayan sido cancelados o pospuestos. Así, por ejemplo, los sindicatos Satse, CCOO y UGT anunciaron la suspensión temporal de las movilizaciones convocadas entre el personal de Osakidetza para exigir su «derecho a la carrera profesional», con el fin «de evitar conductas que puedan favorecer» el contagio del Covid-19.

Del mismo modo, la Academia de Ciencias Médicas de Bilbo ha cancelado la celebración de la XLVII Semana de Humanidades, cuya inauguración estaba prevista para ayer por la tarde y se iba a desarrollar hasta el jueves, día 5, de acuerdo con las recomendaciones de las autoridades respecto a las reuniones a las que están convocados profesionales sanitarios. Y un curso destinado a profesionales de la Psiquiatría que iba a celebrarse esta misma semana en Gasteiz se ha aplazado hasta setiembre.

 

Una persona del entorno de la mujer ingresada en la UCI, segundo caso detectado en Nafarroa

La prueba realizada a una de las personas del entorno familiar de la paciente que fue ingresada en la UCI-B del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) el pasado sábado ha dado un resultado preliminar positivo para coronavirus. Se trata de un hombre de 34 años de edad, quien, tras ser atendido en el servicio de Urgencias del CHN, donde permaneció aislado en aplicación de los protocolos previstos, habría ingresado en planta de hospitalización, también en situación de aislamiento. La situación clínica del paciente no reviste riesgo, según informó Europa Press.

El paciente regresó en la madrugada de ayer a Iruñea, donde reside, procedente de un viaje a Alemania. Acudió al servicio de Urgencias, y allí, al tratarse de un contacto de un caso previamente diagnosticado por infección por Covid-19, se le aplicaron los correspondientes protocolos de aislamiento y diagnóstico por PCR.

Es el único resultado positivo de las siete analíticas efectuadas ayer en ese herrialde en aplicación de los protocolos fijados por el Ministerio español de Sanidad. Entre los otros seis resultados negativos se incluyen dos personas que integraban un grupo de estudiantes que recientemente había realizado un viaje a Italia.

Por su parte, la paciente de 39 años ingresada en la UCI se encuentra «estable dentro de la gravedad», según informó ayer por la mañana el director general de Salud, Carlos Artundo.

Responsables del Departamento de Salud y del Instituto de Salud Pública y Laboral de Nafarroa (Ispln) explicaron que esta mujer ha dado positivo tanto en gripe tipo B como en coronavirus Covid-19, además de en otros cuatro patógenos, lo que puede explicar la gravedad de su estado. De momento, no se ha confirmado si la paciente se contagió en su reciente viaje a Bélgica.

Según explicó Artundo, las pruebas diagnósticas se realizarán de forma ininterrumpida en la medida que surjan «nuevas personas que cumplan el criterio tanto clínico como epidemiológico» para realizarlas.GARA

 

La Eurocámara suspende las visitas y las misiones electorales

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, anunció ayer que quedan suspendidas las visitas de personas ajenas a la institución y también las misiones de observación electoral durante las próximas tres semanas, una medida de precaución para evitar la propagación del coronavirus que, sin embargo, no afectará a su actividad parlamentaria. «El pleno se desarrollará con normalidad, estamos en contacto con las autoridades francesas para conocer sus sugerencias e informaciones, pero el pleno se desarrollará con normalidad», explicó en una rueda de prensa en Bruselas.

Por otra parte, la Comisión sobre la Condición de la Mujer, una de las reuniones más multitudinarias que acoge cada año la ONU, se reducirá este año a la mínima expresión en respuesta al coronavirus, según decidieron ayer los estados miembros después de una recomendación del secretario general, António Guterres. La cita, que se extiende durante dos semanas y a la que suelen acudir unas 7.000 personas, se celebrará en esta ocasión en un único día y con la sola presencia de los representantes que trabajan en Nueva York.

En esa sesión se aprobará la declaración política que han venido negociando los gobiernos en los últimos días, mientras que se deja abierta la puerta a que la Comisión como tal, con todas sus actividades paralelas, se celebre más adelante si la situación lo permite.GARA

DOCE CASOS


Tras confirmarse ayer dos nuevos casos, uno en Araba y otro en Nafarroa, al cierre de esta edición se contabilizaban doce personas contagiadas en Euskal Herria. De momento, no se ha adoptado ninguna medida excepcional.

POR LOS MEDIOS


LAB también criticó la gestión de Osakidetza, y por ejemplo dijo que «no se puede entender que conociésemos el primer positivo por los medios el viernes a las 19.00 horas cuando el protocolo no se activó hasta el viernes a las 22.00 horas».