Joseba ITURRIA
Elkarrizketa
JORGE AZANZA
DIRECTOR DEL EUSKALTEL-EUSKADI

«Hemos pedido más invitaciones para las pruebas del World Tour»

El responsable deportivo del Euskaltel hace un balance muy positivo del inicio del año y destaca los méritos realizados para ser invitados para la Vuelta. Tras el aplazamiento de la Volta y la Itzulia, que tenían aseguradas, desvela que la pasada semana en una reunión los Pro Team pidieron que, si se pueden retomar las carreras esta temporada, se amplíen las invitaciones en el World Tour y el calendario previsto.

gara-2020-04-08-Entrevista

Azanza atiende desde casa a GARA con incertidumbre porque esta entrevista estaba prevista realizarla esta semana con la vuelta del maillot naranja del Euskaltel-Euskadi a la Itzulia.

¿Qué siente esta semana en la que iban a estrenar el nuevo maillot con la llegada de Euskaltel en la vuelta del equipo y del naranja a la Itzulia tras un gran inicio?

Es una sensación triste de mirar por la ventana y ver que estamos metidos en casa en lugar de estar en la Itzulia que habíamos visualizado durante meses y más tras el anuncio del patrocinio de Euskaltel. Se queda en el tintero y esperemos que más adelante podamos correrla y, si no es este año, que podamos ver en el siguiente lo bien que pensábamos hacerlo esta semana.

¿Qué balance realiza del comienzo de la temporada del equipo?

Deportivamente hablando, más satisfecho no puede estar un director. La mitad del equipo es nuevo, los chavales que teníamos eran muy jóvenes que venían de correr un calendario continental. Estoy muy contento de que el engranaje haya dado muy buenos resultados por la implicación y la actitud de los que llegaron. Rubén, Lobato, Iturria y Bizkarra son grandes corredores, con un bagaje, y han hecho que la dinámica haya sido la que hemos querido, la que creemos que debe tener el equipo.

Lo más reseñable ha sido el nivel de Rubén Fernández, que ha estado por delante de los Movistar.

Ha estado a su nivel, que es muy grande. Como con Lobato, teníamos la idea de recuperar el nivel que tenían. Lobato ha tenido una opción que se le daba bien y fue el más fuerte, la pena fue que se nos escapó el de Caja Rural (Gonzalo Serrano). Rubén ha estado excepcional, Top 10 en todas sus carreras con un calendario de mucho nivel y exigencia. Además Mikel Bizkarra es un seguro de vida. Tiene otras limitaciones, pero está donde tiene que estar siempre, nunca falla, y aporta mucho al grupo. Ha corrido muy valiente. En Andalucía vimos que la general estaba mejor para Rubén y fue a la guerra. Cuando recuperemos las carreras y esta dinámica haremos cosas muy bonitas.

¿Considera que se han ganado la invitación para la Vuelta?

Nosotros queríamos hablar en la carretera deportivamente. Tenemos un equipo con plenas garantías para estar en la Vuelta y así lo han demostrado los corredores. No solo por su nivel, también por la imagen que hemos dado, por la forma de hacer las cosas. Más satisfechos no podemos estar. En las oportunidades que se han presentado, hemos estado cerca del palo y, si sigue su curso, las victorias llegarán.

¿En esta situación creada por el coronavirus cómo gestiona la preparación de los corredores?

A parte de ser director, llevo la preparación de algunos del equipo. Es un apartado que me encanta, la preparación. Cuando se decretó el estado de alarma estuvimos dos semanas apretando en el rodillo con la idea de mantenernos lo mejor posible y volver a las carreras fuertes. Ahora vemos que se aplazan las pruebas y hay tiempo para tomarlo con más calma. Una vez que haya una fecha de vuelta, haremos cálculos de ver si entrenarnos en el rodillo o si se puede salir a la carretera. Quedan doce o trece semanas como poco y eso da tiempo a salir a la carretera con garantías para hacer un buen trabajo. Lo mismo con los ciclistas aficionados. Si se retoma la temporada se hablará para que cuando vuelvan tengan un buen nivel. Ahora hay que coger aire. Esta semana van a levantar el pie casi por completo haciendo a gusto lo que a cada uno le apetezca. Les viene bien hacer algo para la mente sin ese plan de exigencia. Esperemos que haya noticias pronto para poder desarrollar un plan de trabajo.

La Vuelta dará las invitaciones con lo realizado hasta ahora si empieza en agosto. ¿Han tenido noticias de la organización?

El tema está en el aire, son fechas en las que tenían que haberlas comunicado, pero viendo las circunstancias con todo el tema del covid 19, han decidido retrasar la decisión para más adelante. Nosotros esperamos que si hay Vuelta podamos estar en ella. Los organizadores son los dueños de la Vuelta y ellos decidirán, pero en la carretera hemos demostrado que somos un equipo para correrla.

En el caso de poder retomar la competición, buena parte del calendario asegurado por el equipo era desde marzo hasta mayo...

Estás mal por la incertidumbre de que no hay una fecha. Si se vuelve en julio, todas estas carreras no sabes qué pasará con ellas. Estamos atados de pies y manos. No puedo decir nada, solo trasmitir tranquilidad. Ya volveremos. La pasada semana hubo una reunión de la AIGCP, la Asociación Internacional de Grupos Ciclistas Profesionales, con todos los equipos del World Tour y los Pro Team, y se hablaron de una serie de circunstancias. Nuestra posición fue pedir que las pruebas del World Tour aumenten las invitaciones porque, si no, el calendario va a ser muy corto si se vuelve.

Además se hablaron de más cosas, de temas financieros y de una mayor flexibilidad en las fechas de inscripción para 2021. Pero, sobre todo, pedimos que nos tengan en cuenta y que aumenten las invitaciones en las pruebas del World Tour, especialmente en las grandes vueltas, y que el calendario vaya más allá de lo previsto en un principio. En verano teníamos carreras, pero no tantas como las previstas en estos meses, en los que habíamos logrado tener muchas comprometidas. Vamos a ver cómo queda el tema y si podemos correrlas. Si hay carreras intentaremos por todos los medios correr las máximas posibles, pero mientras tanto estamos con esa incertidumbre...