2020/05/21

Esos montes que enganchan

En euskara los tituló “Mendi-joak” (2017); en su traducción al castellano, en vez de ir a lo literal –algo así como “Locos por el monte”–, Aingeru Epaltza ha preferido utilizar “Mal de altura”. Txertoa ha editado la versión en castellano, con traducción de Ángel Erro, de esta compilación de relatos del escritor navarro, de diferente temática pero un punto en común: la obsesión por el monte. Alrededor de esa característica tan del país, con humor y ese gusto suyo por el detalle, Epaltza estudia las relaciones humanas. Recientemente jubilado, hace algunos días le leíamos una entrevista en un diario navarro desde Lekunberri, donde vive y aprovecha la reclusión para trabajar intensamente en una nueva novela.

Por cierto, para quien seguir practicando ese ejercicio tan saludable recuperado en el confinamiento que es leer, otra recomendación: la estupenda trilogía histórica “El reino y la fe” (en Ttarttalo; “Erresuma eta fedea” en euskara), una recreación del siglo XVI navarro en la que nos guía el caballero bastardo Joanes Mailu.