2020/05/23

Ortuzar aconseja a Sánchez no cambiar al PNV por EH Bildu
GARA|gasteiz
0523_eg_ortuzar

El PNV destacaba ayer en sus redes sociales una declaración del presidente del EBB, Andoni Ortuzar, en la que afirma que «el PSOE ya tiene suficientes problemas en España como para ganarse uno más con el PNV. Aconsejé a Sánchez que no cambiara de caballo a mitad de río, y si ahora quiere cambiar a PNV por Bildu creo que va a hacer un pan como unas tortas».

Ortuzar hizo estas declaraciones en el programa “En Jaque” de ETB2, añadiendo que «no creo que esto sea muy inteligente por su parte». Además, pidió a Pedro Sánchez coherencia y aseguró que «el depósito de confianza del PNV» en él se encuentra en la reserva.

El presidente del EBB, Andoni Ortuzar, bautizó como «pactus interruptus» el acuerdo alcanzado por EH Bildu, PSOE y Unidas Podemos y señaló que él no le «arrendaría la ganancia» al PSOE con lo de la derogación de la reforma laboral.

 

Erkoreka lo ve «chocante»

También el portavoz del Gobierno de Lakua, Josu Erkoreka, opinó ayer sobre el acuerdo del Congreso con dos líneas de interpretación. Por un lado, incidió en quitar valor al pacto porque no establece normativa que sustituya a la reforma laboral que se pretende derogar y, por tanto, «es como no decir nada», y supondría, en todo caso, «la ley de la selva», con una situación «infinitamente peor para los trabajadores».

Además, Erkoreka, que es portavoz de un Ejecutivo formado por PNV y PSE, recordó sus trece años como diputado jeltzale en el Congreso y se mostró sorprendido por el cambio «radical» de la coalición soberanista al hacer política en Madrid cuando, según afirmó, ha acusado durante años al PNV de «traidor con Euskadi, español y claudicante» por ello.

Por otro lado, Josu Erkoreka calificó de «chocante» el acuerdo alcanzado por el PSOE con EH Bildu en Madrid junto a Unidas Podemos, que se ha producido justo cuando hay «un acoso intolerable» a la secretaria general del PSE, Idoia Mendia». Además, vio en las declaraciones realizadas por dirigentes de EH Bildu «un fondo de justificación y de resistencia a condenar y a rechazar ese tipo de conductas» como las pintadas en portales y sedes políticas.