Joseba ITURRIA

Reparto de puntos en un duelo frío

Real y Osasuna empataron en un derbi marcado por la ausencia del calor del público. Arrasate sorprendió a Imanol en el primer tiempo, pero en el segundo reaccionó y su equipo salvó un punto y mantiene la cuarta plaza.

gara-2020-06-15-Noticia

REAL SOCIEDAD 1

CLUB ATCO. OSASUNA 1


Imanol decía antes del partido que los dos equipos se conocían mjuy bien tras jugar cinco partidos esta temporada, entre amistosos Liga y Copa, pero Jagoba Arrasate le sorprendió en un primer tiempo en el que a su equipo le costó reaccionar ante un planteamiento inesperado y tuvo que imitarle en el segundo para conseguir un empate que permite llegar a diez jornadas del final en la cuarta posición en solitario tras la derrota del Getafe y el empate del Atlético.

Fue un derbi atípico por la ausencia de público, por la falta de rodaje de los dos equipos tras tres meses sin jugar un amistoso, por las interrupciones de los cambios y los parones para hidratarse y en ese escenario cada equipo se impuso y marcó un gol en cada tiempo. En el primer fue mejor Osasuna y se adelantó con un penalti por mano de Le Normand y en el segundo Imanol entendió que la mejor forma de contrarrestar a un equipo que juega con tres centrales es imitarle y la jugada de ajedrez de retrasar a Zubeldia para jugar entre Aritz y Le Normand y el gol de Oyarzabal permitió evitar la derrota.  

Un partido de pizarras

Fu un partido en el que fueron claves las pizarras. En la charla previa al partido Jagoba Arrasate optó, como en la Copa, por jugar con tres centrales con David y Unai García junto al exrealista Raúl Navas, que actuó por el centro. Roberto Torres fue el sacrificado de un 5-3-2 que tenía como pareja de delanteros a Adrián y Cardona.

Imanol se decantó por su sistema habitual con Le Normand como central izquierdo en detrimento de Diego Llorente y Portu en la banda derecha en sustitución de Januzaj, pero a la Real le costó reencontrar el juego previo al parón. Osasuna apenas presionó la salida de balón como esperaba Imanol porque sus delanteros estaban más preocupados de impedir que Zubeldia entrara en juego que de presionar a los centrales realistas.

A Arrasate no le preocupaba que Aritz y Le Normand iniciaran el juego y solo cuando el balón llegaba a un lateral o a uno de los cinco jugadores realistas más adelantados empezaba la presión de un bloque muy junto con la defensa adelantada y pocos espacios entre los ochos jugadores rojillos más retrasados.

Así Osasuna consiguió que la Real apenas llegara a su área en el primer tiempo, con un disparo alto de Portu y uno de Aritz tras una falta que despejó Rubén a corner como únicas opciones ofensivas. El cuadro rojillo tampoco creó mucho más, pero un penalti de Le Normand en uno de los centros que envió desde su lado izquierdo, donde más sufrió la Real, le permitió encontrar premio a su forma de jugar. En una jugada iniciada por Estupiñán, Adrián centró y, aunque el bretón intentó esconder el brazo, el árbitro y el VAR entendieron que fue penalti.

Además del gol, Osasuna tuvo una buena opción de Adrián también iniciada en el pasillo que encontraba en la banda izquierda Estupiñán, que Le Normand envió a corner tras verse superado Remiro en su salida.

Imanol aprovechó el descanso para realizar un movimiento para desatacar el partido y Zubeldia se metió más atrás entre los dos centrales para iniciar el juego realista con más criterio y Zaldua y Monreal adelantaron sus posiciones para abrir el campo. El partido cambió y el segundo comenzó con más ocasiones, con dos opciones de Portu y Oyarzabal que desbarató Rubén y un remate de Cardona que se marchó fuera por poco.

La Real mejoró con ese cambio y con el buen inicio del segundo tiempo de Willian José, que dio un pase perfecto para que Oyarzabal empatara cuando ya iba a ser sustituido por Isak.

Arrasate también cambió su pareja de delanteros y retiró a Oier para evitar una posible expulsión e Imanol hizo algo parecido al retirrar a Merino tras ver su tarjeta amarilla para colocar a Diego Llorente como tercer central y devolver al centro del campo a Zubeldia y dar un descanso a Monreal con la entrada de Aihen en el lateral zurdo con la mente puesta en el futuro.

Los cambios de Imanol no mejoraron nada a la Real y las mejores opciones de los últimos minutos fueron de Osasuna, en un balón por el que pelearon Darko y Aihen y que estuvo a punto de sorprender a Remiro, en un error del portero navarro que casi le cuesta un gol y en un remate de Darko que salió fuera por poco. Por eso la Real tampoco puede dar por malo el empate porque acabó peor el partido, porque no mereció más y porque el punto le permite mantener la cuarta plaza..

Sometidos a los absurdos protocolos de la nueva anormalidad del fútbol

Uno tuvo ayer el dudoso privilegio de ser el único periodista de GARA que pudo acceder a un campo en el primer fin de semana de la nueva anormalidad del fútbol, sometidos a unos protocolos absurdos e improvisados que dificultan el trabajo de los periodistas. En lo que afecta a GARA, solo permiten entrar a cada campo a seis medios escritos «según el EGM de cada provincia» después de que las Asociaciones de Prensa se negaran a asumir ese papel discriminador que les querían adjudicar. Nuestra audiencia está medida por un estudio bastante más real que ese EGM, el CIES, que sitúa a GARA como el segundo medio más leído de Gipuzkoa. Pero resulta que el CIES no tiene ningún valor para el CSD.

GARA pudo entrar al campo porque solo cuatro periódicos quisimos asumir las trabas impuestas. En San Mamés fueron más al jugarse antes y nos quedamos fuera. Dudamos de pedir la acreditación para Anoeta porque el protocolo nos obliga a los medios a abandonar el campo en un plazo de diez minutos tras el final del partido, un gran problema para acabar las crónicas de un derbi que empezaba a las 22:00. Además se impide a los periodistas que asisten al campo participar en las ruedas de prensa telemáticas posteriores cuando la mayoría solemos cubrirlas y nos obligaron a seguir unas medidas exageradas cuando no hay riesgo de contagio al ser muy pocos los presentes en un espacio muy grande. J.I.