Arnaitz GORRITI
REMO | Campeonato de Euskadi de traineras

Zierbena y Donostiarra ponen sus nombres en el palmarés

La pericia de las donostiarras en la empopada final ante Orio y la fuerza de los «galipos» decidieron en el difícil campo de Lekeitio.

gara-2020-07-31-Noticia

Ya que para todo ha de haber una primera vez, qué mejor que sea cuanto antes y de la forma más placentera posible, ¿verdad? Algo así debieron pensar ayer las traineras de Zierbena y Donostiarra –o Donostiarra y Zierbena, atendiendo a la cronología–, ya que grabaron por primera vez sus nombres en el palmarés del Campeonato de Euskadi de Traineras, que se disputó ayer en el complicado campo de regateo de Lekeitio.

Ambos botes debieron sudar de lo lindo, ya que Lekeitio, como acostumbra, dejó dificultades técnicas sobre el terreno, tales como un incómodo viento del oeste –que fue amainando y favoreciendo a las tandas posteriores– y una ola larga y rápida que produjo espectaculares empopadas, como se pudo ver así en la categoría masculina como la femenina. Se pudieron ver grandes remontadas por parte de muchos contendientes en los largos de regreso, cambiando los vaticinios y las previsiones casi a cada palada. La pericia de los patrones y los remeros contó casi tanto como la fuerza, de forma que se pudo disfrutar de un espectáculo precioso.

Orio no es invencible

Siguiendo el orden cronológico, fueron las mujeres las primeras en remar. Fue el día del retorno de Arraun Lagunak, que además ganó la primera tanda y acabó en la tercera plaza final, después de dejar atrás su pesadilla con la Covid-19. No obstante, fueron las de «Torrekua» quienes coparon el protagonismo al final de la jornada.

Orio tiene la Liga Euskotren más que encauzada, luego de ganar seis de las ocho pruebas disputadas. Ahora bien, Donostiarra no le anda lejos y ayer le volvió a enseñar las garras. Tras un primer largo cerradísimo en el que Donostiarra llegó a la ciaboga con un segundo de renta, las patroneadas por Nadeth Agirre parecieron despegar en la empopada. Poca cosa, solo una trainera de ventaja nada más arrancar el largo de regreso, pero con cierta sensación de déjà vu en el ambiente luego de la regata del domingo pasado.

Nada más lejos de la realidad. La patrona Natalia Tubio empezó a enlazar ola tras ola, y la Donostiarra ‘surfeó’ las aguas de Lekeitio a toda máquina. La «Torrekua» aventajó en ¡cuatro traineras! –12 segundos– al bote de Orio, certificando un triunfo que le da picante al final de campaña entre las féminas.

Zierbena, con rienda suelta

El triunfo de Zierbena en categoría masculina, por su parte, tuvo algo de liberador. Los «galipos» empezaron mal la campaña y se vienen quejando de que el encontrarse atrapados en la segunda tanda de la Liga Eusko Label les impide brillar con luz propia y mostrar todo el potencial que su trainera posee. Además, sufren el lastre de los cupos para desarrollar su potencial.

Ayer, sin ese corsé, los entrenados por Juan Zunzunegui pudieron disfrutar y dar rienda suelta a su remada. «Cuando disfrutamos, corremos tanto como cualquiera», dijo el entrenador de los «galipos» luego de romper una dura pugna con Hondarribia –que vio truncada su racha de tres entorchados consecutivos– y Donostiarra, botes que acabarían copando el podio masculino.

Tras una primera mitad igualadísima, Zierbena se destacó tras la segunda ciaboga, yendo muy fuerte de proa para abrir un hueco que sería insalvable para sus rivales. En la empopada final, «no fallar», según palabras de Zunzunegui, fue suficiente para que los vizcainos inscribiesen con letras de oro su nombre en el palmarés del Campeonato de Euskadi de Traineras.