GARA
WASHINGTON

Trump prohíbe TikTok y sube su apuesta por el «castigo a China»

Aunque había informaciones que apuntaban a su venta a Microsoft, finalmente Trump ha decidido por orden ejecutiva prohibir TikTok en EEUU. Millones de usuarios estadounidenses, mayoritariamente adolescentes, dejarán de compartir sus vídeos en la plataforma propiedad de una empresa con sede en Pekín. La medida se interpreta como otro paso en la escalada contra China, a la que se acusa de todo y castiga por todo, con un ojo puesto en su reelección.

gara-2020-08-01-Noticia

Donald Trump anunció el viernes que prohibiría la red social TikTok en EEUU tras mostrarse preocupado porque esa plataforma sea utilizada por la inteligencia china. En declaraciones a los periodistas en el avión presidencial Air Force One, el mandatario fue tajante: «En lo que respecta a TikTok, lo vamos a prohibir. Tengo esa autoridad. Puedo hacerlo con una orden ejecutiva». Y precisó que planeaba tomar la decisión al día siguiente, como sucedió.

Antes de confirmarse la noticia, “The Wall Street Journal” y la agencia Bloomberg habían informado de que Trump dispuso la venta de las operaciones estadounidenses de TikTok por parte de ByteDance. Otros informes, incluido uno de Fox News, dijeron que Microsoft estaba en conversaciones para adquirir TikTok, cuyo valor podría alcanzar varias decenas de miles de millones de dólares.

Finalmente, Trump decidió subir las apuestas y prohibir Tik Tok, que ha negado cualquier vínculo con el Gobierno de Pekín y lamenta haberse convertido en «el último objetivo». «No somos el enemigo», insiste.

Ansioso por parecer duro

El presidente de EEUU está castigando a China por todo. Solo durante el pasado mes de julio rompió las conversaciones comerciales, sancionó a funcionarios chinos por el internamiento de musulmanes uigures y por su «intromisión» en Hong Kong, reveló planes para eliminar las visas a estudiantes chinos en EEUU, cerró el consulado de Houston y prometió represalias por el manejo del coronavirus por parte de Pekín tras haber elogiado inicialmente sus esfuerzos. Además, “The New York Times” informó de que la Administración ha redactado una orden para prohibir a los miembros del Partido Comunista de China y a sus familias viajar a EEUU, una decisión que algunos expertos estiman que podría afectar aproximadamente el 10% de la población china.

Trump está ansioso por parecer duro ante el gigante asiático en plena campaña para su reelección. Las encuestas lo sitúan muy por detrás de su rival demócrata, Joe Biden, quien le critica por su pasada admiración pública por el presidente chino, Xi Jinping, y que ha presentado planes para invertir en procesos de fabricación estadounidense y combatir las «malas prácticas» de China.

En respuesta, la campaña de Trump contra China se ha acelerado. Su Gobierno utiliza todo tipo de métodos para golpear a Pekín, al que el público estadounidense ha pasado de ver como un adversario económico que «roba» puestos de trabajo a una amenaza para la seguridad.

Cincuenta años después del histórico viaje del presidente Richard Nixon a China, que allanó el camino para las relaciones normalizadas entre las dos potencias, para Trump y su equipo «la China comunista amenaza el futuro del mundo libre» y reclaman pasar a la acción a los líderes empresariales y a sus aliados internacionales.

TikTok: «culpable» de ser una propiedad china

Tras Huawei, llega el turno de TikTok, una aplicación desarrollada por ByteDance, con sede en Pekín, en la que se comparten vídeos de 15 segundos que a menudo implican sincronización de labios con canciones, trucos de comedia y de edición, con gran éxito entre el público adolescente. Al compartirlos, los vídeos se ponen a disposición de seguidores y extraños, aunque los usuarios pueden restringir las descargas a una lista aprobada de contactos.

La aversión de Trump a TikTok va más allá de las preocupaciones de privacidad. En India, por ejemplo, TikTok fue prohibido tras un choque fronterizo con China, por lo que se vio envuelto en la disputa geopolítica. Lo mismo pasa aquí también. TikTok dice que no guarda ningún dato y que nunca se lo daría a China. Pero no importa lo que diga, el hecho de que sea propiedad de una empresa china es suficiente culpa. Y aunque hay voces conservadoras en TikTok, el perfil de los usuarios en EEUU es generalmente joven y de izquierda. Es difícil creer que eso no haya influido, que no sea un factor. GARA