Jon ORMAZABAL
Pelota

La plantilla de Baiko exige cambios a «una situación insostenible»

Si sus peticiones siguen siendo ignoradas y se mantiene el trato, se verán «obligados a tomar medidas más drásticas», sin descartar movilizaciones. Trabajan en una asociación de pelotaris profesionales.

gara-2020-09-15-Noticia

La gravedad de una situación que consideran «insostenible» y cuyo germen datan en el cambio de Asegarce a Baiko, con el nombramiento de José Ramón Garai como director general de la empresa, ha llevado a una gran parte de la plantilla de Baiko –Aimar Olaizola, Mikel Urrutikoetxea y Ander Imaz se han desmarcado de la iniciativa, Mikel Larunbe no comparte la fórma elegida (su versión en NAIZ) pero confirmó estar al 100% con el grupo, mientras que Eskiroz y Víctor hicieron de representantes de Bakaikoa y Erasun, que no pudieron estar en el Beotibar– a dar un paso adelante y a exigir «un cambio de actitud que consista en una mayor comunicación con sus trabajadores, disposición a negociar y a un cambio en el trato, tanto deportivo como personal».

Del mismo modo, mostraron su apoyo incondicional a los compañeros injustamente no renovados –Eskiroz y Víctor–, mostraron su desacuerdo con la versión que la empresa ha expuesto públicamente en diferentes momentos, «en esta rueda de prensa y en este escrito exponemos el nuestro» y, por último, piden a la empresa que replantee sus decisiones de las últimas semanas.

Oinatz Bengoetxea fue el encargado de leer, en euskara y castellano, un comunicado en el que insistien que su actitud es abierta y negociadora, eso sí, advirtiendo que, «si nuestras peticiones siguen siendo ignoradas y nos vemos siendo sometidos al mismo trato, nos veremos obligados a tomar medidas más drásticas, como la posibilidad de llegar una movilización».

Asociación de pelotaris

Según desvelaron, «toda esta época convulsa y estos tratos indignos nos han hecho reflexionar sobre la desprotección a la que nos vemos expuestos los pelotaris. Ante ello, hemos decidido trazar nuestro camino. Para ello, vamos a crear una asociación de pelotaris profesionales con el fin de proteger a los pelotaris actuales y a los que vengan en años venideros». En este sentido, mostraron su preocupación por el mensaje que se está trasladando a los más jóvenes y la exclusividad que exigen con sueldos muy reducidos a los debutantes, así como las condiciones de los pelotaris con precontratos es una de las quejas que expusieron.

«Creemos que hay que cambiar la manera de funcionar, unirnos, y proteger al sujeto más débil y, a su vez, más importante de este mundo de la pelota profesional, al pelotari».

Con esta declaración, a la que los pelotaris quisieron dotar de cierta solemnidad con la firma del documento y sin precedentes en el mundo de este deporte, el colectivo de pelotaris de Baiko ha dejado la pelota en el tejado de la empresa, no ya sólo en la persona de José Ramón Garai, que es a quien fueron dedicadas las críticas, sino en los dueños de la promotora, que son los que en su día nombraron director general al vizcaino.

Habrá que ver si recogen el guante lanzado ayer y acercan posturas, o si, por el contrario, la situación se enquista, todavía más, y el grupo, que parece mostrarse muy unido, endurece sus posturas.

Los casos de Eskiroz y Víctor colmaron el vaso

No hay duda de que la no renovación de Iosu Eskiroz, y la respuesta de la empresa, haciendo lo propio con Víctor a las 6 horas de que dos representantes del colectivo trataran de negociar su reincorporación, incluso ofreciendo reducciones de sueldo, ha sido la espita que ha llevado a los pelotaris a dar este paso, pero en su descripción de la actual situación, los pelotaris de Baiko describen un desalentador panorama del que se desprende que estos casos no son sino la gota que ha colmado el vaso de su paciencia.

Los entrenamientos, en los que nunca se han tenido en cuenta la situación de cada pelotari, dietas prometidas que nunca han recibido, exclusividad por menos de 23.000 euros brutos con gastos anuales de unos 10.000, multas de hasta el 20% del sueldo, desplantes, faltas de respeto, negación de información... el relato íntegro en NAIZ.J.O.