GARA
El aaiun-RABUNI

Denuncian decenas de arrestos en plena escalada de tensión en Sahara

Activistas saharahuis han denunciado que las fuerzas de seguridad ocupantes efectuaron decenas de detenciones en El Aaiún en plena escalada de la tensión tras la intervención militar marroquí del viernes para levantar el bloqueo de protesta en el paso de Guerguerat. El Frente Polisario informó ayer de nuevos bombardeos, por tercer día consecutivo, contra posiciones marroquíes en el muro de separación, que causaron bajas que Marruecos niega.

gara-2020-11-15-Noticia

La organización de derechos humanos Equipe Media denunció ayer que se habían producido decenas de detenciones en El Aaiun, en plena escalada de la tensión en los territorios ocupados por Marruecos tras la intervención militar de pasado viernes en Guerguerat.

«Comandos especiales allanan casas de saharauis. Decenas de jóvenes han sido arrestados, maltratados y torturados por las fuerzas de ocupación marroquíes en campañas de arresto a gran escala. Marruecos está violando el derecho internacional humanitario. La misión de la ONU prefirió callar», constató.

Además, informó de manifestaciones y protestas en El Aaiún, capital del Sahara Occidental bajo control marroquí, de activistas que exhibieron banderas de la República Árabe Saharaui Democrática y expresaron su apoyo a la decisión del Frente Polisario de dar por roto –por primera vez, aunque no han faltado escaramuzas en estos años– el alto el fuego vigente desde 1991. La respuesta del ocupante marroquí ha sido la represión.

La Fundación Nushatta, organización igualmente dedicada a la defensa de los derechos humanos con sede en el Sahara Occidental, denunció también «los ataques brutales de las fuerzas de ocupación marroquíes a casas de saharauis». «Atacaron a dos jóvenes en bicicleta tras los violentos enfrentamientos ocurridos en El Aaiún durante una protesta en apoyo al Ejército Popular de Liberación Saharaui», indicó.

Tres días de ataques

Este incremento de la represión se produce en plena escalada a raíz de la operación militar que Marruecos lanzó el viernes en la zona de Guerguerat, fronteriza con Mauritania, tras las protestas civiles saharauis y «provocaciones» atribuidas al Frente Polisario desde Rabat.

El Frente Polisario consideró esta acción una violación del alto el fuego, que dio por roto al tiempo que declaró el estado de guerra. Ayer prosiguió, por tercer día consecutivo, con sus ataques contra posiciones marroquíes en el muro de separación construido por Marruecos en el desierto.

Según un comunicado, unidades del Ejército Popular de Liberación Saharaui (ELPS) «atacaron bases, puntos de apoyo y abastecimiento del enemigo», y causaron «bajas mortales, heridos y deserciones del Ejército marroquí». El ELPS, según la nota, bombardeó ayer varias bases militares y puntos de observación a la altura de Frasia, Bagari, Dert, Hausa, Um Legta y Auserd, en las llamadas «zonas liberadas».

Los ataques, que no han podido ser corroborados ni desmentidos por fuentes independientes, fueron primero minimizados y después negados por Rabat.

El tráfico comercial entre Dajla y Mauritania a través del conflictivo paso de Guerguerat, desalojado de manifestantes y obstáculos el viernes, se reabrió el sábado por la tarde y, según imágenes difundidas por Rabat, ya eran visibles camiones TIR que viajaban en ambos sentidos.