Iñaki IRIONDO

¿Un 40% del PIB en «desarrollo conceptual»?