Alberto CASTRO
Al cierre

El Ibex se queda solo en Europa