GARA
COLOMBO

El nuevo primer ministro de Sri Lanka no logra embaucar a la oposición