Koldo LANDALUZE
CRÍTICA «NOSOTROS NO NOS MATAREMOS CON PISTOLAS»

Paella y pólvora existencial