2013/11/14

Confirman la multa de 3,5 millones contra Kutxa por falta de competencia

El Tribunal Supremo ha confirmado la sanción de 3,5 millones por haber mantenido junto a Vital, BBK y Caja de Ahorros de Navarra (CAN) un pacto de no competencia entre territorios. La caja que preside Xabier Iturbe recurrió la sanción, pero solo sirvió para ganar tiempo.

Juanjo BASTERRA
P031_f01

El Tribunal Supremo confirmó la sanción de 3,5 millones impuesta a Kutxa por la Audiencia Nacional por haber mantenido un pacto con BBK, Caja Vital y la Caja de Ahorros de Navarra de no competencia en sus respectivos territorios de origen.

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) sancionó en octubre de 2007 con un total de 24 millones a estas cajas de ahorros por mantener durante quince años este pacto de no competencia y de coordinación de comportamientos competitivos frente a terceros.

Kutxa, presidida por Xabier Iturbe, fue sancionada con 7 millones de multa. Recurrió la resolución ante la Audiencia Nacional, que redujo la sanción a la mitad, es decir 3,5 millones. Como explica la sentencia a la que tuvo acceso GARA, la caja guipuzcoana volvió a recurrir esa decisión ante el Tribunal Supremo que confirmó la última decisión de la Audiencia Nacional.

El fallo judicial está fechado el pasado 6 de noviembre y confirma que no ha lugar a los recursos de casación interpuestos por la representación procesal de Kutxa y por el Abogado del Estado contra la citada sentencia de la Audiencia Nacional y se imponen las costas procesales a las partes recurrentes.

Además, se señala que la sentencia deberá insertarse por el Consejo General del Poder Judicial en la publicación oficial de jurisprudencia de este órgano. El fallo judicial destaca que «se ha acreditado que tenían por objeto restringir la competencia, en la medida que limitan el ejercicio de la actividad de las entidades financieras en determinadas zonas geográficas».

Y advierte de que se hacía así «con el propósito de respetar el ámbito de actuación tradicional de cada entidad (Vital, BBK, CAN y Kutxa) en los territorios históricos de foralidad, evitando la competencia entre ellas, compartiendo decisiones en materia de expansión de sucursales y oficinas y coordinando sus prácticas, respecto de la fijación de tipos de interés y de retribución en especie de productos de ahorro a largo plazo».

Una de las consideraciones fundamentales que destaca la sentencia, como fue prueba por parte de la Comisión Nacional de la Competencia, es que ese acuerdo se elevó durante al menos 15 años.

Una de las preocupaciones de ayer fue si esa multa saldrá de las arcas de Kutxa o tendrá que ser Kutxabank quien la abone.

15 años. Uno de los hechos fundamentales que revela el fallo judicial es que ese acuerdo entre las cuatro cajas duró, al menos, quince años, lo que propició la multa importante que en un principio impuso la Comisión Nacional de la Competencia (CNC).