2013/11/14

Oriol Riera: «Alguna de las tarjetas me la podía haber ahorrado»

El delantero catalán, máximo realizador rojillo, considera que hay hombres capacitados para sustituirle, caso de Manu Onwu o Ariel, aunque también reconoce que es necesaria la participación goleadora de otros hombres ofensivos, como Armenteros o De las Cuevas.

Natxo MATXIN
P037_f02_546x546

Será una baja sensible para Zorrilla. Oriol Riera vio su quinta amarilla frente al Almería, también por protestar, al igual que otras anteriores. «Alguna me la podía haber ahorrado porque siempre me sacan muchas y es algo que tengo que mejorar, tanto yo como el equipo para evitar bajas por tarjetas. Lo cierto es que cuando estás dentro del partido no piensas en que puede ser la quinta», reconoció.

Será una ausencia importante para Javi Gracia porque el delantero catalán ha sido hasta ahora uno de los más entonados en el balance ofensivo del equipo. No en vano, es el pichichi del equipo con cinco goles, una cifra que supone la mitad de los que ha anotado la escuadra navarra. Sin embargo, el jugador no se considera imprescindible.

«Ahí están Manu o Ariel, que tienen la misma capacidad que yo para jugar y poder marcar», aseguró en tono políticamente correcto, aunque ninguno de sus dos compañeros hayan demostrado todavía su capacidad goleadora, ya que no se han estrenado en la competición liguera, algo que lógicamente arrastra el equipo y que se refleja en su paupérrima ubicación en la tabla clasificatoria.

No solo ellos no han dado muestras de su valía anotadora, tampoco otras piezas atacantes del conjunto rojillo. Quitando a Armenteros, que lleva un gol en su casillero particular, el resto tampoco ha mojado y eso se nota. «El equipo necesita que los jugadores de banda o los medias puntas intervengan en los remates y en las jugadas ofensivas. Tenemos jugadores desequilibrantes que pueden generar ocasiones y es importante que se recuperen de sus dolencias para afrontar todo lo que nos resta», indicó.

Suficiente juego y ocasiones

Coincidiendo con lo que han venido trasladando alguno de sus compañeros tras la derrota frente al Almería, Oriol Riera ratificó que el equipo «está bien», pese a los últimos resultados negativos, y que la imagen que se ha ofrecido no ha sido tan mala como se ha llegado a transmitir, ya que «hemos puesto en práctica suficiente juego y provocado ocasiones como para haber marcado».

No queda, sin embargo, mucho margen de maniobra y el cuadro rojillo deberá volver a cosechar buenos marcadores y puntos si no quiere quedarse descolgado del resto de sus rivales. Valladolid debe ser el punto de inflexión y, para ello, «estamos empleándonos duro con vistas a coger carga de trabajo, no nos queda otra que seguir peleando», señaló.

Armenteros, recuperado, y Lolo, con una sobrecarga

Como en botica, hubo de todo en el entrenamiento matinal rojillo, buenas y malas noticias. Entre las primeras, ver cómo Emiliano Armenteros ya se encuentra totalmente recuperado de sus dolencias físicas, ya que entrenó con el resto del grupo. El argentino ya ha superado el golpe que le obligó a ser sustituido en el descanso frente al Almería.

También Nino volvió a ejercitarse con sus compañeros por segundo día consecutivo, aunque en este caso en un tramo de apenas veinte minutos. En el otro lado de la balanza, quien no saltó a los campos de entrenamiento de Tajonar fue Lolo, aquejado de una sobrecarga, por lo que se optó por darle descanso.N.M.