2013/11/16

De las Cuevas: «Nunca se sabe dónde vas a puntuar»

El alicantino cree que la visita al Valladolid es idónea y dice que Osasuna resurge en los malos momentos.

GARA IRUÑEA
P035_f02-333

Como no podía ser de otra manera, Osasuna no olvida su imperiosa necesidad de puntuar ni siquiera con dos días de fiesta por delante. Penúltimos, la próxima semana, como casi siempre últimamente en viernes, visitan al Valladolid (21.00), un rival que está a dos puntos pero tres puestos por encima, 16º.

El encargado de hablar ayer en Tajonar, tras completar el último entrenamiento de la semana, fue Miguel De las Cuevas, que insistió en este aspecto. «Nosotros solo pensamos ahora en ganar el partido de Valladolid, que es lo más importante y luego en las salidas, porque nunca se sabe dónde vas a coger los puntos» y puso como ejemplo las derrotas ante Villarreal y Granada para luego puntuar ante Málaga y Barcelona.

«Tenemos que ir partido a partido y prepararnos bien. El del Valladolid es un buen campo para puntuar. El año pasado ganamos, es un rival parejo y no creo que cuando hay tanta igualdad haya diferencia en jugar fuera o en casa».

El alicantino, al contrario que su próximo rival Marc Valiente que ayer lamentó el parón liguero, ve lo positivo: «Nunca se sabe si un parón viene bien o mal. A nosotros siempre nos gusta competir y jugar los fines de semana, pero parar tiene sus cosas positivas porque tenemos más tiempo para preparar el partido de Valladolid. Ahora tenemos dos días para recuperar. Hemos tenido muchos partidos seguidos y hay que cargar las pilas porque nos viene un tramo importante antes de Navidad para coger puntos».

Y eso que él en concreto ha añadido algo más de descanso, aunque fuera obligado. El media punta rojillo se perdió el encuentro contra el Almería por sanción y lo recordó: «Cuando me sancionaron la gente me decía que igual me iban a caer dos partidos y al final tuve la suerte de que cayera solo uno. La anterior semana, por el tema del puente, me tocó jugar tres partidos en una semana y ahora dos semanas parado. Los descansos vienen bien para recuperar, pero yo solo quiero jugar», señaló.

Pese a la derrota ante el cuadro andaluz en El Sadar (0-1), y que De las Cuevas recomienda pensar «en el presente, y no en lo que teníamos que haber hecho», también quiso quedarse con lo mejor. Recordó que «tuvimos muchas ocasiones, teníamos mucha confianza de puntuar pero nos faltó suerte».

Sobre la delicada posición del equipo navarro en la tabla de clasificación, De las Cuevas comentó que «quitando a los equipos de arriba, a los demás ya sabemos lo que nos toca. Si una cosa tenemos a favor es que ya sabemos lo que es estar ahí abajo. No hay que venirse abajo y tenemos que ser una piña todo el año. En los momentos malos este equipo resurge y estamos confiados en que llegarán los resultados. Yo venía del Sporting. Llevábamos tres años peleando para no descender y al final... No hay que venirse abajo», señaló recordando su anterior experiencia en el equipo de Gijón antes de recalar en Iruñea.

De las Cuevas insistió también en que «tenemos que ser un equipo físicamente muy fuerte y para ello nos estamos entrenando».

Buen momento personal

A nivel personal atraviesa un buen momento. Hace unos días ha sido padre de una niña y reconoce haberse acoplado bien a la ciudad y al equipo. «Estoy muy feliz. Desde que llegué en diciembre del año pasado la gente se ha portado muy bien conmigo. Me siento muy a gusto, la plantilla es un 10, creo que el grupo humano que tenemos aquí en el vestuario pocos equipos lo tienen. Tengo aquí la familia y Pamplona es un sitio que está muy bien», resumió.