2013/11/18

Las goleadas se resisten

Los rojiblancos suman ya 134 partidos seguidos sin marcar más de tres tantos, superando su anterior sequía entre 1988 y 1991.

Joseba VIVANCO
P030_f03-333

Este pasado viernes, hace ahora 15 años, el Oviedo de los Onopko, Paulo Bento y Deli Valdés, además de un Xabier Eskurza en el ocaso de su carrera, visitaba San Mamés. En los locales, Valencia, Lacruz, Ríos, Carlos García, Ferreira, Larrazabal, Alkiza, Urrutia, Guerrero, Etxeberria y Urzaiz. No pintaba nada mal el once rojiblanco que dirigía desde el banquillo el histriónico tarifeño Luis Fernández. Delante de 35.000 espectadores, los leones ganaban al cuarto de hora por dos goles de diferencia, obra de Urrutia y Lacruz. Al final del intenso choque, el marcador reflejaba un 3-5 para los asturianos. Ese resultado solo se ha visto tres veces en los cien años de La Catedral, la primera, ante el Barcelona en 1939, y la última, ante el Betis en la primera jornada de la pasada campaña.

El Athletic sigue ostentando un curioso récord y es que sigue siendo el equipo que ha marcado ocho goles o más en más partidos de Primera, 19 en total, con ejemplos como dos 10-0, un 10-1 o el histórico 12-1 al Barcelona, pero también en una docena de ocasiones ha logrado un 6-0 y como visitante hasta ha firmado un 1-8, aunque fuera en la 58-59, a Osasuna.

Sin embargo, el Athletic actual no es precisamente un conjunto que sobresalga por rubricar goleadas con las que de vez en cuando dar un plus de alegría a sus aficionados más allá de la victoria. No en vano, hay un dato llamativo y es que suma 134 partidos de Liga seguidos sin marcar más de 3 goles, algo nunca visto en el club bilbaino, que ya entre 1988 y 1991 tardó 133 partidos en romper este mismo techo.

Los leones no marcan más de tres goles en la competición doméstica desde el 11 de abril de 2010, cuando le hicieron un 4-1 al Almería, con tantos dos de Javi Martínez, uno de Gabilondo y otro de Fernando Llorente. Precisamente, esa temporada con Joaquín Caparrós firmaron otro 1-4 ante los almerienses, un 4-1 en San Mamés frente al Tenerife y saldaron con un festival goleador, 4-3, la visita del Racing.

En lo que va de campaña actual, el Athletic de Valverde solo ha perforado más de dos veces la meta rival, ante el Celta, un apurado 3-2. Ante el Villarreal, por ejemplo, con 2-0 en el marcador y un jugador menos al descanso el equipo amarillo, fue incapaz de hacer un tercero. El pasado curso, segundo de Bielsa, solo tres veces consiguieron hacer un tercero y solo una vez, ante el Atlético, ganaron. Más prolija fue la estadística en el primer año del argentino, con el equipo volcado en su faceta ofensiva y haciendo goles. Hasta en seis partidos alcanzaron la cifra de los tres tantos, ganando en cinco encuentros.

Con Joaquín Caparrós las cifras fueron similares las tres últimas campañas, con siete choques con tres goles en la última, frente a solo un partido con tres dianas en su primer año en la capital bilbaina, aunque ese curso, el 2007-08, se registró la última gran goleada de los rojiblancos en su feudo, un aplastante 5-1 al Valencia que hoy haría frotarse los ojos a más de un seguidor, incluso mojándose en las primeras filas, con tantos de Fernando Llorente, dos, Javi Martínez, Iraola y Aduriz.

El último 5-0 al que asistió la Catedral fue un Athletic-Alavés del 13 de junio de 1999. Un 4-0 se vio -siempre en partidos de Liga- el 22 de diciembre de 2004 ante el Mallorca. Y si a goleadas fuera de casa tenemos que remontarnos, la más cercana en el tiempo es ese 1-4 al Almería de la 2009-10 o un 0-3 en la 2007-08 al Valencia. Marcadores que se antojan demasiado lejanos.

Entrenamientos diarios y doble sesión el miércoles. Los leones vuelven hoy a Lezama y entrenarán todos los días, incluida una doble sesión el miércoles, antes de viajar el lunes a Málaga para el partido de las 22.00.