2013/11/19

A un paso del medio millar, Puñal participa más que el año pasado

Si juega lo que resta hasta mediados de diciembre, el centrocampista uhartearra llegará a los 500 encuentros oficiales con la camiseta rojilla, una marca casi imposible de batir. De momento, ya suma casi el doble de minutos jugados respecto a la temporada anterior.

Natxo MATXIN
P031_f02_148x128

Una vez superados récords históricos en Osasuna, a Patxi Puñal ya solo le resta pugnar consigo mismo para seguir dejando el listón cada vez más alto, con marcas personales prácticamente infranqueables. Rozando el medio millar de encuentros oficiales con la camisola rojilla -lo conseguirá con la visita del Real Madrid si juega los cuatro partidos que restan hasta entonces-, el capitán uhartearra incluso está mejorando los números de la campaña pasada.

De momento, ya ha jugado casi el doble de minutos que los que disputó el año anterior a estas alturas de temporada, confirmando que le queda cuerda para rato. Curtido en mil batallas, nadie mejor que el pivote navarro para analizar con adecuada perspectiva la enésima coyuntura complicada en la que se ve inmersa la escuadra navarra tras perder en casa con el Almería y de lo importante que resulta el envite de este próximo viernes en Valladolid.

«No es una situación nueva, nos está costando y nos va a costar porque esto no es sencillo. Hay que estar fuertes y tener claro que va a ser una pelea larga e intensa, por lo que no hay que desfallecer. Los equipos, antes o después, acaban ganando y eso es lo que nosotros debemos hacer cuanto antes», avisó.

Y de esa concepción del torneo liguero en clave de maratón Osasuna ya es todo un experto si nos atenemos a sus últimos ejercicios. Siempre al filo de la navaja, al equipo le ha salvado precisamente el que «creemos en lo nuestro, en nuestra manera de jugar y en lo que tenemos que hacer. Hay fe en que, más pronto o más tarde, las cosas van a funcionar. No hay otra manera que darle, trabajar y esperar a que todo salga bien».

Fortuna y rachas

Tras haber caído en las recientes jornadas en un bache de juego y resultados, el cuadro rojillo necesita con urgencia una reacción que se plasme en una racha positiva, como la que han protagonizado alguno de sus rivales en la lucha por el descenso. Para conseguirlo, Puñal consideró que también hace falta una «cierta dosis de fortuna». «Sabemos que no va a llegar por casualidad, sino trabajando duro, pero esto también es un juego y creo que nos está faltando ese pelín de suerte para ganar», aseguró el futbolista navarro.

Zorrilla puede ser el primer peldaño de esa ansiada trayectoria positiva. «Es un partido ilusionante y bonito contra un rival nuestro. De conseguir ganarlo, nos daría ese empujón necesario para ir a Valencia, que ahora mismo no está para tirar cohetes, con todas las ganas y la ambición del mundo», avanzó el capitán osasunista.

Los precedentes, además, son propicios, en un estadio que se les ha dado muy bien a los navarros en sus más recientes visitas. «Todos tenemos en la cabeza el partido del año pasado en Valladolid, conseguimos remontar haciendo una segunda parte muy buena», rememoró.

Dos sesiones a puerta cerrada en El Sadar y descanso previsto para el sábado

Javi Gracia quiere preparar con mucho mimo el encuentro del viernes y, para ello, ya ha diseñado dos sesiones a puerta cerrada en El Sadar. Serán hoy y el jueves -10.00 y 10.30-, en las que, a buen seguro, el técnico iruindarra ensayará estrategia y probará con alguna alternativa a la ausencia de Oriol Riera en la punta de ataque.

Ocurra lo que ocurra en Zorrilla, el preparador rojillo también ha establecido que sus pupilos guarden descanso el sábado para retomar el trabajo el domingo por la mañana -10.30- en las instalaciones de Tajonar.N.M.