2013/11/19

Los consistorios alaveses podrán gravar hasta en un 150% el IBI a las viviendas vacías
GARA GASTEIZ

Los ayuntamientos alaveses podrán gravar hasta en un 150% el Impuesto de Bienes Inmuebles a las viviendas vacías, después de que la Comisión de Hacienda de las Juntas Generales aprobase una propuesta de EH Bildu para que los consistorios puedan penalizar estas viviendas mediante este impuesto.

Según explicó el portavoz de EH Bildu en las Juntas Generales de Araba, Gorka Ortiz de Guinea, «se trata de una demanda histórica de muchos ayuntamientos que no estaba recogida hasta ahora en la norma foral».

Por otro lado, también se aprobó la iniciativa de EH Bildu para que las personas que hayan negociado la dación en pago de su vivienda habitual no abonen el Impuesto de Plusvalías sino la entidad financiera que se ha quedado con esa vivienda.

Impuesto injusto

Según detalló Ortiz de Guinea, «se trata de un impuesto que grava los beneficios que el contribuyente consigue por la venta de patrimonio y, en el caso de la dación en pago de personas que van a ser desahuciadas, no es ni justo ni progresivo que se tengan que hacer cargo del impuesto esas personas», declaró.

Por último, la Comisión de Hacienda dio luz verde a otra propuesta de EH Bildu, en este caso, para que la Diputación Foral de Araba se haga cargo en cuatro años de la totalidad del coste de las revisiones catastrales, un servicio que hasta ahora abonaban a partes iguales los ayuntamientos y la Diputación a pesar de que era competencia exclusiva de esta última institución.

A partir de ahora, y hasta 2017, de forma progresiva (70%, 80%, 90% y 100%) asumirá el coste total la Diputación Foral.