2013/11/20

A defender los 9.600 puntos
Alberto CASTRO

El Ibex se vino abajo con contundencia en un contexto favorable por las noticias macroeconómicas y la subasta del Tesoro español. En Alemania, el índice Zew de confianza inversora tocó su máximo de cuatro años, mientras que las letras del tesoro a doce meses se colocaron al interés más bajo de la historia. Pero ni estas informaciones, ni la posible compra de activos sugerida por el vicepresidente del BCE bajo el patrón de la Reserva Federal servían para frenar los descuentos. Mientras tanto, en Wall Street se asistía al forcejeo del Dow Jones por consolidarse sobre los 16.000 puntos y tratar de elevar el techo histórico. Las cosas no variaron para el Ibex, que pudo frenar la sangría cerca de los 9.600 puntos, un nivel de soporte que deberá defender hoy si no quiere ver en peligro los esfuerzos realizados para cerrar un ejercicio brillante. El Ibex terminó con 9.629,80 puntos, después de ceder un 1,57%. Los índices del resto de plazas europeas también acabaron con pérdidas. París bajó un 1,12%, Londres, un 0,38%, y Fráncfort, un 0,35%. Dentro del Ibex, el sector financiero dio un paso atrás después de que el lunes subiera con decisión al no computarse como activo de riesgo la deuda pública en el test de estrés del BCE y la Autoridad Bancaria Europea. Así, Bankinter (-3,42%), BBVA (-1,96%) y Santander (-2,02%) perdían terreno. Pero aún peor lo hacían Sacyr (-7,87%) y FCC (-3,71%). En el lado de las ganancias, destacaron Endesa y Dia al anotarse un 0,43%. En París, la toma de beneficios perjudicó a Schneider (-2,54%) y Bouygues (-2,48%), frente a Renault (+1,15%), el mejor del día.