2013/11/21

Raoul Loé comparte su alegría

Tras clasificarse para el Mundial con Camerún, espera rematar una semana especial para él con un buen resultado en el José Zorrilla.

Asier AIESTARAN
P029_f01

Por una vez, los problemas clasificatorios de Osasuna no fueron el tema de conversación en la sala de prensa de Tajonar, y la culpa de ello la tuvo Raoul Loé, que volvió el martes a los entrenamientos tras lograr la clasificación para el Mundial de Brasil con Camerún. Puede que sea un tema secundario en vísperas de un partido tan importante como el de mañana en Valladolid, pero la frescura y la alegría -concepto que repitió en varias ocasiones- del joven centrocampista se agradecen en el día a día de un equipo poco habituado a las celebraciones.

«Mucha alegría después de la victoria. Era un partido difícil, porque empatamos a cero en Túnez y si nos metían un gol se nos complicaba la eliminatoria. Pero Webó metió un gol en los primeros minutos y todo fue más fácil a partir de entonces. Con el 2-1 también tuvimos un poco de miedo, porque un gol suyo nos dejaba fuera, pero llegaron el tercero y el cuarto. Mucha alegría, mucha fiesta, y la gente estaba muy contenta», describió al inicio de una rueda de prensa que discurrió casi en su totalidad sobre la experiencia del jugador en Camerún.

Loé no da todavía por segura su presencia en la cita mundialista -«hasta el próximo junio pueden pasar muchas cosas», recordó-, aunque se agarra al hecho de que «desde junio siempre me han convocado». Además, y a pesar de no jugar habitualmente -«hay jugadores que llevan en la selección desde 2008 y estamos un montón de pivotes»-, el ex del Ceuta se queda con la «experiencia» de entrenar junto a «jugadores de mucho nivel y de equipos importantes, como Song o Eto'o».

Webó se acuerda de Iruñea

Como anécdota, reconoció que Webó, actualmente en el Fenerbahçe, todavía se acuerda de los rojillos -«cada vez que voy me pregunta por María, por Guillermo... siempre lleva a Osasuna en su corazón»- y que los compañeros le felicitaron por la clasificación, «igual que le felicitamos al «Gato» cuando lo logró con su selección». Un «Gato» Silva que, por cierto, espera unirse hoy a los entrenamientos del equipo tras no jugar ni un minuto en los amistosos de Chile contra Inglaterra y contra Brasil.

En cualquier caso, parece tener los pies en el suelo. «Todo lo que tengo hoy día se lo debo a Osasuna. Siempre he trabajado duro para este club, y estar en Brasil pasa por hacer una buena temporada en Osasuna. Lo primero es el club, porque sin el club no podría ir a la selección. El contrato lo tengo aquí y es lo más importante», afirmó en un alegato que sonó sincero.

Sobre el encuentro de mañana, Loé recordó que «esta situación ya la vivimos el año pasado, la de estar metidos ahí abajo», y abogó por «darlo todo el viernes y sacar algo en Valladolid». En lo personal espera que el trote en Camerún no le afecte: «Había mucha fiesta y el autobús tardó muchísimo en llegar al hotel. En África el fútbol significa otra cosa».

Los rojillos llevan doce años sin perder en Pucela

Osasuna visita mañana el estadio José Zorrilla de Valladolid, un feudo que últimamente se le da bien al equipo navarro: lleva doce años consecutivos sin conocer la derrota. Ambos clubes se han enfrentado en 41 ocasiones en el campo vallisoletano, 26 de ellas en Primera, y el balance es de 21 triunfos locales, doce empates y ocho victorias visitantes. En las últimas seis visitas Osasuna ha puntuado ante un Valladolid que no gana a los rojillos desde la 2001-02, cuando un gol de Tote dio el triunfo a los de Pucela. Dos equipos que han intercambiado jugadores como Sisi o Urban y entrenadores como Mendilibar. El propio Gracia fue jugador del Valladolid en la 93/94 y la 94/95.GARA

Sesión cerrada sin Víctor Pérez, Óscar y Rukavina

El Valladolid entrenó a puerta cerrada en el José Zorrilla con las únicas ausencias de los lesionados Víctor Pérez y Óscar González, además de Antonio Rukavina, concentrado con la selección absoluta serbia. Lluis Sastre, que volvió al once titular en el último compromiso liguero, al cambiarse el sistema de juego a una formación 4-3-2-1, afirmó tras la sesión que «no sé si el entrenador volverá a emplear a tres medios centros, pero lo importante es que el viernes estemos juntos y que igualemos la intensidad que ponga Osasuna sobre el terreno de juego». Un partido clave también para ellos: «Nos permitiría abrir hueco con la zona de abajo. Jugamos en casa y eso se tiene que notar». GARA