2014/01/31

EPPK reafirma su apuesta y ve a Madrid «solo con su violencia»

«Nuestra determinación es total» mientras el Gobierno español «está solo con su violencia». Es la conclusión del Colectivo de Presas y Presos Políticos Vascos tras la acogida a su comunicado de diciembre, la redada contra sus mediadores externos y la marcha del 11 de enero.

GARA BILBO
P003_f01

La redada que ha derivado en el encarcelamiento de ocho personas que ejercían funciones de mediación para EPPK pretendía «reventar» el cambio abierto por la declaración del 28 de diciembre, en la que el Colectivo se mostraba abierto a explorar las vías legales para lograr acercamientos y excarcelaciones. No obstante, la ofensiva llega «tarde» y de modo «torpe», dado que «la determinación de EPPK es total». Así lo indica en un comunicado remitido a GARA.

Pese a remarcar la gravedad de la operación, el Colectivo destaca que uno de los objetivos era «aislar a EPPK» y el efecto producido ha sido justo el contrario: «El Gobierno está solo con su violencia, una vez más».

«EPPK seguirá desarrollando su línea, con el apoyo de la ciudadanía, y al Gobierno español el tiempo se le escapa entre las manos. Cada vez que dice que no cambiará la política carcelaria, está anticipando que tendrá que cambiarla. Tiene que entender que, pronto o tarde, deberá responder positivamente a la voluntad ciudadana: ha llegado el momento de acabar con la dispersión», advierte el Colectivo en el comunicado.

La declaración y Durango

En un repaso cronológico, EPPK saluda que su declaración de diciembre «ha hecho moverse los cimientos». Considera que su aportación, «con gran esfuerzo», ha conectado con la mayoría social y política, y destaca que también haya logrado reacciones positivas en el ámbito internacional, incluido los estados español y francés. «Cada uno ha hecho su propia lectura. Ahora avanzamos con amplio apoyo social y político. El Gobierno español se ha quedado al margen, atrapado en su no».

Alude muy positivamente también a la rueda de prensa ofrecida en Durango por «los amigos que han hablado sin cadenas, los expresos». EPPK saluda el eco obtenido y destaca que «el Gobierno no quería ver esa imagen, pero sobre todo no quería oír el mensaje». Concluye igualmente de esta comparecencia que «el largo encarcelamiento no ha provocado una ruptura con la ciudadanía. Ha sido una iniciativa digna, responsable, constructiva y positiva, de gran valor para nosotros», dicen las presas y presos vascos en este comunicado.

La marcha, un gran acierto

En este cambio de año marcado de acontecimientos que inciden «de lleno» sobre la cuestión de las personas presas, EPPK otorga gran importancia también a la manifestación del 11 de enero. Tras constatar que con el veto a Tantaz Tanta el Estado español buscaba «paralizar» cualquier impulso al proceso político, no elude elogios por la respuesta. Califica la actitud de los agentes políticos y sociales de «ejemplar», y la de la ciudadanía de «increíble» (135.000 manifestantes calculó GARA).

«Se ha acertado, ha sido importante, adecuado estratégicamente y positivo», indica EPPK. En su opinión, la movilización ha marcado un nuevo jalón que reclama ahora «continuidad» de modo que pueda convertirse en eficaz e irreversible.

Adierazpena

EPPK-k azken asteotako gertakarien inguruan bere iritzia helarazi nahi dio euskal jendarteari, gertakariok duten garrantziagatik eta bete betean presooi eragiten digutelako bestetik:

- 2014a urte garrantzitsua bezala iragarria zegoen gatazkaren konponbidearen eremuan. Lehen gertaera politikoek iragarpenari erantzun diote: EPPKren adierazpena, preso ohien agerraldia, bitartekarien kontrako operazio poliziala eta Bilboko manifestazio erraldoia, hurrenez hurren.

- EPPKren adierazpenak hautsak harrotu ditu, zimentuak mugiarazi. EPPK-k ahalegin handia egin du, baldintzengatik, eta esan daiteke gehiengo sozial eta politikoarekin bat egin duela. Haratago, nazioartean ere erreakzio positiboak izan direla (Espainia, Frantzia...). Norberak irakurketa propioa egin du. Orain babes sozial eta politiko zabalarekin goaz aurrera. Gobernu espainola geratu da kanpo, bere ukoan kateatuta.

- Ausartak izan dira katerik gabe mintzatu diren lagunak, preso ohiak. Zalaparta ekarri du agerraldiak. Gobernuak ez zuen argazkia ikusi nahi baina, batez ere, mezua entzun nahi. Espetxealdi luzeak ez du jendartearekiko haustura lortu. Duina, arduratsua, eraikitzailea eta positiboa izan da. Balore handia du guretzat.

- Kontrara, EPPK-k adierazpenarekin ireki duen ibilbidea lehertzeko asmotan heldu da bitartekarien aurkako operazio politiko-militar eta mediatikoa. Eragile sozial eta politikoekin, herritarrekin ireki dugun aukera berria zapuztera, EPPK isolatzera. Berandu eta baldar ordea. EPPKren erabakitasuna osoa baita. Oso larria izan da, herritarrek ere horrela sentitu dute. Gobernua bere bortizkeriarekin berriz ere bakarrik.

- Ildo beretik zihoan hilaren 11ko manifestazioa debekatzea, prozezu politikoa sustatzeko dinamika oro paralizatzera. Eragile politiko eta sozialen jarrera eredugarria, herritarren erantzun ikaragarria. Asmatu egin da, garrantzitsua izan da, estrategikoki zuzena eta positiboa. Ugarri berria, segida eskatzen duena eraginkor eta atzeraezin bilaka dezagun.

- EPPK-k bere ildoa garatzen jarraituko du, herritarren babesarekin, Gobernu espainolari denborak ihes egin dio esku artetik. Kartzela politika ez duela aldatuko dioen bakoitzean, aldatu egin beharko duela iragartzen ari da. Ulertu behar du, goiz ala berandu, herritarren borondateari positiboki erantzun beharko diola: sakabanaketa amaitzeko unea heldu da.

Amnistia eta autodeterminazioa! Euskal presoak Euskal Herrira!

Euskal Preso Politikoen Kolektiboa

Euskal Herria bihotzean

2014ko urtarrila