2014/02/11

Irán marca sus líneas rojas en la negociación nuclear
GARA

Programa balístico, instalaciones nucleares, enriquecimiento de uranio aL 20%: Irán señaló ayer sus líneas rojas antes de la reanudación de las negociaciones con las potencias nucleares la semana próxima en Viena para alcanzar un acuerdo global.

El presidente iraní, Hassan Rohani, aseguró que Teherán está «dispuesto» y es «serio» en su voluntad de «lograr un acuerdo final.

El domingo, Iran aceptó abordar la posible dimensión militar de su programa nuclear con la AIEA y le suministrará información sobre el desarrollo de detonadores susceptible de ser utilizados en la fabricación de una bomba nuclear. Eso sí, el jefe de la delegación negociadora iraní, Abbas Araghchi, advirtió de que «como en las negociaciones precedentes (...) no permitiremos que se aborden cuestiones de defensa (que) constituyen nuestra línea roja».

EEUU insiste en que Irán «no necesita» el reactor de agua pesada de Arak, en construcción, o el centro subterráneo de enriquecimiento de uranio de Fordo. Teherán ha advertido de que no aceptará el cierre de ninguna de sus plantas nucleares. Sostiene que el cese del enriquecimiento al 20% es temporal y para generar confianza.

Nuevos misiles

Irán anunció haber probado con éxito dos nuevos misiles, uno dotado con una cabeza de fragmentación y otro guiado por láser bautizado como Bina.