2014/03/21

EH Bildu tiende la mano al PNV para sumar 48 votos por un nuevo estatus

Los tres representantes de EH Bildu en la Ponencia de Autogobierno que arrancará el próximo día 27 comparecieron ayer para ofrecer al PNV su «colaboración y trabajo conjunto para la superación del actual marco y la creación de uno nuevo que reconozca el derecho a decidir de nuestro pueblo», desde la confianza de que en el Parlamento de Gasteiz sigue habiendo 48 de los 75 parlamentarios que están en esa posición. No apoyarán parcheos del marco estatutario.

Iñaki IRIONDO
Primrea

EH Bildu fijó posición ayer ante la Ponencia de Autogobierno que se creará el próximo día 27. En primer lugar, aplaude que se constituya un órgano de debate y trabajo en el que participen todos los grupos parlamentarios, y cree que es un ejemplo que debe repetirse en otros casos, como el de la paz y la convivencia. En segundo lugar, sostiene que el único límite que debe tener la ponencia es la voluntad de la sociedad vasca y, por tanto, sostiene que «sin derecho a decidir no podemos hablar de nuevo estatus, sino del viejo estatus parcheado». Y, por último, la coalición quiere «seguir creyendo» que en el Parlamento hay 48 de los 75 escaños que apuestan por ese derecho a decidir. «Si eso es así -prosiguieron-, lo tenemos claro: con el resto de formaciones, diálogo político, y con el PNV, colaboración y trabajo conjunto para la superación del actual marco y la creación de uno nuevo que reconozca el derecho a decidir de nuestro pueblo»

Laura Mintegi, Pello Urizar y Hasier Arraiz comparecieron ante los medios para exponer que, en su opinión, ante la Ponencia de Autogobierno hay dos posiciones claras. Una, representada por PSE y PP, que consideran que no hay que cambiar nada y que la unidad de España está por encima de todo. La otra posición es la de EH Bildu, que defiende que tanto la CAV como Ipar Euskal Herria como Nafarroa necesitan de nuevos estatus políticos basados en el derecho a decidir sus relaciones con los respectivos estados y entre ellos.

Entre ambas posiciones ven al PNV, que unas veces -como en la creación de la ponencia- se alía con el PSE y otras, por contra, apoya el derecho a decidir. Si finalmente la apuesta de los jeltzales es esta, EH Bildu les tendió la mano para trabajar por un nuevo marco.

La oferta no fue especialmente bien recibida por Joseba Egibar, que había citado a los medios a continuación para rebatir otras declaraciones de EH Bildu sobre política penitenciaria. El portavoz jeltzale acusó a la coalición soberanista de haberse «incorporado ahora» al concepto de derecho a decidir, porque antes estaban en «la independencia y el socialismo».

Egibar: «Están a oscuras»

Egibar dijo que «ahora que ETA ha apagado la luz, la izquierda abertzale se ha quedado a oscuras y no sabe cuáles son sus posiciones políticas. Le toca plantear proyectos y propuestas».

Les recordó Joseba Egibar que hace dos legislaturas se aprobó en la Cámara un nuevo estatuto que contó con tres votos a favor y tres en contra de Sozialista Abertzaleak, lo que resumió como «un resultado cero».

En cualquier caso, Egibar también ve la mayoría de 48 escaños por el derecho a decidir.

Urquijo pone ahora su diana en Udalbiltza

El delegado del Gobierno español en la CAV, Carlos Urquijo, dijo ayer que ha instado a Udalbiltza al «cese inmediato» de la campaña sobre el reconocimiento de la ciudadanía vasca y puso los hechos en conocimiento de la Fiscalía del Tribunal Supremo y del fiscal superior de la CAV para que adopten las medidas necesarias para poner coto a la campaña.

Mertxe Aizpurua, presidenta de Udalbiltza, no había recibido en la tarde de ayer ningún requerimiento al respecto del delegado español. GARA