2014/03/24

Notable avance de los abertzales en los tres territorios

Las espadas siguen en alto en las principales localidades de Ipar Euskal Herria, a excepción de Donibane Garazi y Donibane Lohizune, después de la primera vuelta de las elecciones municipales, en la que ha destacado el peso creciente de las candidaturas de izquierda y abertzales. Han logrado asegurarse ya un buen número de actas de concejal, así como un fortalecimiento en su peso político al convertirse en fuerza clave para la segunda vuelta.

Arantxa MANTEROLA BAIONA
P004_f02

A falta de los resultados del próximo domingo donde se fijará definitivamente la composición de los municipios para los próximos seis años, la jornada electoral de ayer dejó entrever un ascenso notable de los abertzales de izquierda en muchas localidades tanto del interior de Ipar Euskal Herria como de la costa, empezando por la propia capital labortana.

Allí, el cabeza de lista de Baiona 2014, el abertzale Jean-Claude Iriart, superó el 9% previsto por los sondeos al concitar el apoyo del 10,50% de los bayoneses (obtuvieron un 7,21% en 2008), con lo que podrá volver a presentarse en la segunda vuelta. A última hora confirmó que así lo hará, por lo que tendrá un papel importante para la segunda vuelta, donde se dirimirá quién sucederá al veterano alcalde Jean Grenet, que no se ha presentado en estos comicios. Fue Henri Etcheto (PS) quien ganó ayer en Baiona por 8 puntos de diferencia al candidato de centro-derecha Jean René Etchegaray, con lo que se confirmó la tendencia a la izquierda de las últimas citas electorales.

En el caso de Uztaritze, con casi el 38% de los votos, fue la candidatura abertzale y de izquierda de Bruno Carrere la que llegó en primer lugar, con lo que, como sucediera en 2008, la segunda vuelta estará muy reñida. En Urruña volvió a confirmarse el peso de los abertzales que subieron 6 puntos con respecto a las anteriores elecciones locales. La actual alcaldesa de derecha, Odile de Coral, también subió 5 puntos y fue la más votada, si bien tendrá que volver a conseguirlo el domingo para poder volver a renovar el cargo.

Los abertzales obtuvieron en Ziburu unos resultados que calificaron como «históricos» al rebasar el 21%, 10 puntos por encima de los que obtuvieron la última vez que se presentaron con lista propia en 2001. El alcalde Guy Poulou, de UMP, que hace seis años se hizo con la alcaldía en la primera vuelta, también tendrá que volver a lidiar en la segunda.

En Arbona y en Baigorri los abertzales, en las listas con sectores de izquierda han logrado ser los más votados. En el caso de Baigorri, han logrado la alcaldía en la primera vuelta.

Pugna en las ciudades

En Biarritz, la otra ciudad en la que tambien habrá nuevo alcalde después de que Didier Borotra decidiera retirarse de la vida política, la pugna será dura el domingo que viene. El candidato de la derecha Max Brisson llegó primero en la carrera con un 23,3%, pero los votos obtenidos por sus dos principales contricantes, el centrista Michel Veunac (17,4%) y el de centro-izquierda Guy Lafite (16,9%) le ponen el panorama bastante crudo para suceder a Borotra, de quien, como los dos candidatos mencionados, ha sido teniente de alcalde en esta última legislatura municipal.

En Angelu fue Claude Olive (UMP) quien le sacó ocho puntos al actual alcalde socialista Jean Espilondo, con lo que le pone en gran aprieto para volver a repetir en el cargo ya que tiene pocas posibilidades de pescar en la red de los abertzales y de la NPA. Ambos suman el 9% del voto. Espilondo achacaba el resultado al retroceso general sufrido por los socialistas en el conjunto del Estado.

En la cuarta localidad más poblada de Ipar Euskal Herria, Hendaia, la batalla por el bastón de mando también será ardua. Y es que cuatro de las cinco listas presentes en la primera cita electoral de ayer pueden volver a competir en la segunda al haber superado el 10%. El socialista Kotte Ezenarro, ansioso de recuperar la alcaldía que perdió hace seis años, llegó en cabeza con 36,5%, seguido por Jean-Baptiste Sallaberry (29%) y por el escindido del equipo de este último, Richard Beitia (12,8). Los abertzales de Hendaia Biltzen quedan cuartos, aunque, con el 12,6% de los votos, suben un punto y medio con respecto a la primera vuelta de 2008.

Lejos de la costa, el alcalde de Maule, Michel Etxebest, obtuvo ayer un punto más que en 2008 pero no la mayoría absoluta, por lo que va a tener que concurrir el domingo.

No habrá segunda vuelta

En Donibane Lohizune Peyuco Duhart, que si bien ha ejercido como alcalde en los dos anteriores mandatos era la primera vez que encabezaba la lista de la UMP, emuló a Michèle Alliot-Marie y se hizo con la alcaldía en la primera vuelta al superar el 50% preceptivo. A pesar de ello, es de destacar el avance de la lista de Pascal Lafitte de mayoría abertzale, que ha subido 4,5% con respecto a los anteriores comicios municipales, relegando al tercer puesto a la lista socialista.

Al igual que la localidad corsaria, tampoco en Hazparne tendrán que volver a votar el próximo domingo ya que el actual alcalde, Beñat Inchauspe, logró el apoyo del 76,38% de sus vecinos frente al 23,62 de la lista encabezada por la abertzale Martine Etxezarreta. Mayoría absoluta también en Biriatu, donde ganó Michel Hiriart por quinta vez consecutiva. Contará con un concejal más que en el anterior mandato, doce en total.

Además de en estas localidades, también quedó definido quien estará al frente del consistorio en Donibane Garazi, donde repetirá Alfonse Idiart al haber rebasado los dos tercios del voto válido frente a la única candidatura alternativa, la de los abertzales y de izquierda Donibane Erne! que acumularon el tercio restante.

También en Kanbo quedó clausurado el proceso electoral después de que el 72,3% de sus vecinos volvieran a depositar su confianza en el conservador Vincent Bru.

En Getaria, Larresoro, Jatsu, Mugerre, Ahurti e Hiriburu tampoco habrá segunda vuelta puesto que solo había una candidatura en cada localidad.

Algunas sorpresas

La jornada de ayer deparó algunas sorpresas, por ejemplo, en Azkaine, donde el alcalde Jean-Louis Laduche quedó por detrás de las otras tres listas. En Ezpeleta, será la lista de oposición la que tendrá en adelante la responsabilidad del gobierno local al haber rozado el 60% del voto. En Aiherra también tendrán cambio después de 23 años con el mismo alcalde.

EL FN OBTIENE 5,05%

La lista de la extrema derecha obtuvo el 5,05% de los votos en Biarritz, única localidad vasca donde consiguió presentar una candidatura. Lo intentó en Baiona pero, debido a la ley de paridad, no pudo reunir el número de candidatas suficiente.

PRIMERAS ALIANZAS. A última hora de la noche, la candidata de derecha de Baiona, Sylvie Durruty que alcanzó el 18,5%, confirmó que fusionará con la lista del centrista Jean-René Etchegaray que, además del apoyo de su partido (UDI), cuenta con el de la UMP.