2014/04/12

Alerta por un terremoto de magnitud 6,2 que destruyó cientos de viviendas

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, decretó ayer la alerta roja después de que el país viviera un seísmo de magnitud 6,2 que causó un muerto y 33 heridos -tres de ellos graves- y privó a la capital de electricidad. La víctima mortal fue una mujer de 37 años, que sufrió una crisis cardíaca. Al menos 822 casas resultaron destruidas o dañadas. Ortega señaló «que el terremoto provocó daños en una vasta zona», sobre todo en la región del Pacífico y miles de familias han perdido su casa. Además, ordenó el cierre de los centros escolares de los departamentos de Managua y León.