2014/05/30

Gure Esku Dago suma ya 50.000 apoyos para conformar su cadena humana
Agustin GOIKOETXEA
P002_f02_185x099

El trabajo de todo un año ha hecho que la cadena humana por el derecho a decidir que unirá el 8 de junio Durango e Iruñea disponga ya de la adhesión de más de 50.000 personas, con lo que, según los responsables de la organización, están cubiertos los 123 kilómetros del recorrido. Desde la dinámica Gure Esku Dago se precisó ayer que continúa el trabajo de las más de 150 comisiones locales creadas en todo Euskal Herria y fuera de ella, con especial mención al trabajo que realiza la diáspora en distintos puntos del mundo, para incrementar el número de participantes.

Una de las claves para organizar la kilométrica cadena humana es la movilización de los participantes en autobús. De momento, se han contratado ya 700 y esa cifra podría aumentar pues sigue el goteo de personas que se suman a la singular movilización que tiene como lema «Somos un pueblo, tenemos derecho a decidir, es la hora de la ciudadanía».

Para salvar la dificultad técnica de la conformación de la cadena -especialmente en los puertos de montaña de Kanpazar, Deskarga y Lizarrusti-, cada vehículo tendrá un kilómetro asignado y antes de llegar al punto en cuestión habrá una concentración previa para organizar el orden de desembarco de los pasajeros, donde serán claves los más de 2.500 voluntarios. Se prevé que para las 10.00, los participantes estén dispuestos en esos lugares, desplegándose una animación previa en un ambiente festivo. A partir de las 11.15, comenzaría a desplegarse la gente y, al mediodía, las más de 100.000 manos se enlazarían durante media hora para simbolizar la confluencia de distintas personas en torno a un único objetivo, la reivindicación del derecho a decidir de Euskal Herria.

Otra vez en los autobuses, los participantes acudirán a los actos organizados a partir de las 14.00 en Durango, Bergara, Lazkao, Arbizu e Iruñea.

 

Tres vecinos de Etxarri-Aranatz, al cuartel hoy por la consulta

La iniciativa A13 de Etxarri Aranatz, organizadora de la consulta popular por la independencia celebrada ese domingo de abril, dio a conocer ayer que dos de sus miembros han sido llamados a declarar en calidad de testigos al cuartel de la Guardia Civil de Altsasu. Tendrán que comparecer a las 10.30 de hoy. La citación se deriva de la investigación abierta por la Fiscalía de Nafarroa. Igualmente se quiere tomar declaración al dueño del local en el que se celebró la consulta.

La iniciativa democrática supuso un éxito dado que votaron 851 personas, lo que suponía el 42,8% del censo. De ellas, casi el 95% se posicionaron a favor de una Etxarri-Aranatz encuadrada en una Euskal Herria independiente.

La iniciativa A13 apunta que «parece ser que la investigación tiene como objetivo ligar la consulta popular con el Ayuntamiento de Etxarri Aranatz». Y en este sentido, recuerda que «fueron los y las etxarriarras los que decidieron llevar adelante la consulta popular y fue un ejercicio democrático en el que todas las opiniones fueron respetadas. Por tanto, denunciamos el intento de la Fiscalía de criminalizar el ejercicio del derecho a decidir y de utilizar este camino con oscuras intenciones políticas». GARA