2014/06/08

El juvenil busca las semifinales coperas ante el todopoderoso Barcelona
N.M.

El juvenil A txuri urdin afronta hoy -Zubieta Z7, 12.00- otro importante reto, a la par que complicado, de una temporada histórica en la que se ha medido con mucha dignidad a conjuntos de gran nivel continental. Esta vez, el premio es alcanzar las semifinales coperas, para lo que deberá superar al todopoderoso Barcelona.

A favor de los guipuzcoanos está el empate a cero de la ida cosechado en el Miniestadi, lo que obliga a los blaugranas a salir a por el partido. Ello permitirá a los de Jon Mikel Arrieta disponer de espacios para tratar de sorprender a la potente escuadra culé, que no se guardará nada, ya que incluso desplaza a futbolistas en edad juvenil que están jugando en la categoría de plata.

Ganas no van a faltar entre los jóvenes talentos realistas para dejar en la cuneta a su rival. Para Arrieta, «es fundamental ahora jugar con la ilusión, con el corazón que está demostrando este grupo. Llegamos muy fuertes al final de la temporada y han comprobado que se puede competir contra los mejores equipos de la categoría».

Rematar la faena

«Con el apoyo de la gente que vaya a venir, estamos esperanzados en poder ganar el partido -prosiguió el técnico del primer juvenil-, ya que particularmente estoy muy contento con el rendimiento que están dando mis jugadores».

El equipo ya puso las bases en tierras catalanas para alcanzar las semifinales coperas. «Las cosas salieron bien, sabíamos que ellos iban a tener mucho la posesión, pero en la medida en que cometiesen errores, éramos conscientes de que dispondriamos de ocasiones a la contra, como así ocurrió», recordó Arrieta.

La Real cayó precisamente el año pasado en las semifinales coperas frente al Barcelona. La escuadra guipuzcoana quiere ahora devolverles la moneda a los culés.