2014/06/14

EH Bildu alerta del «robo» que supone crear las fundaciones sin debate

EH Bildu alertó ayer de que los pasos para convertir las cajas vascas en fundaciones privadas se están dando de forma «apresurada y a escondidas», lo que supone un «robo» a la sociedad, porque se le hurta el debate social que requiere este tema. La coalición se mostró convencida de que «todavía hay tiempo» para corregir esas decisiones y reiteró su llamamiento a suscribir un «acuerdo de país» contra la privatización.

Joseba SALBADOR
P024_f01

Un día después de que los consejos de administración de BBK y Caja Vital acordasen, con el apoyo de PNV, PSE y PP, convocar el día 30 las asambleas para convertir las cajas en fundaciones bancarias, EH Bildu se concentraba ayer frente a una sucursal de Kutxabank en Donostia para alertar de las consecuencias que estas decisiones tendrán para la sociedad vasca y su economía.

Ainhoa Beola, representante del consejo de Administración de Kutxa -entidad que celebrará en octubre la asamblea para su conversión en fundación privada-, señaló que «nos encontramos ante uno de los mayores robos cometidos a la sociedad vasca en los últimos años», hecho que no dudó en equipararlo al proceso que llevó a la desaparición de la CAN navarra.

A su juicio, PNV y PSE, con el apoyo del PP, «están hurtando el debate a la sociedad vasca, están dando la espalda a la ciudadanía y a los agentes sociales, pero también a las propias asambleas de las cajas, ya que se están tomando las decisiones deprisa y corriendo».

Pese a que las cajas de Bizkaia y Araba ya han convocado sus respectivas asambleas, Beola se mostró convencida de que «todavía estamos a tiempo» para corregir esas decisiones, ya que el plazo legal para materializar la conversión en fundaciones no finaliza hasta el 29 de diciembre».

Por ello, reiteró su propuesta para suscribir un «acuerdo de país» que cierre las puertas definitivamente a la privatización y para garantizar que las cajas y el banco «sigan manteniendo su carácter social y público». En concreto, pidió a estos partidos «que no planteen en las asambleas un acuerdo cerrado» y «que escuchen a los diferentes agentes implicados».

Respuesta al PNV

La representante del consejo de Administración de Kutxa salió también al paso de las graves acusaciones efectuadas en los últimos días por dirigentes del PNV como Joseba Egibar o María Eugenia Arrizabalaga, quienes acusaban a la coalición abertzale de querer abandonar los órganos de gobierno de las cajas. «Nada más lejos de la realidad -dijo Beola-. ¿Cómo vamos a dimitir si precisamente estamos pidiendo en las tres cajas que se convoquen asambleas y son sus responsables los que nos lo están negando?».

A juicio de Beola, estas declaraciones no son más que un intento de «confundir a la población» para ocultar su responsabilidad en las decisiones que están tomando.

Entretanto, la parlamentaria de EH Bildu Marian Beitialarrangoitia, en declaraciones a Euskadi Irratia, señaló que PNV, PSE y PP «están muy nerviosos» porque, a su juicio, «se dan cuenta de que no se puede ocultar que su apuesta es favorable a la privatización, y que nosotros, en cambio, decimos que no debe ser privado».

Coincidió con Beola al señalar que «les vemos queriendo atar las cosas de prisa y corriendo, pero hay plazo hasta final de año». En su opinión, «hay otras opciones, hay distintos resquicios para hacer las cosas de una u otra manera».

Por su parte, el presidente de Sortu y parlamentario de EH Bildu, Hasier Arraiz, acusó al presidente de Kutxabank, Mario Fernández, de escudarse en el mantenimiento de la Obra Social durante unos años para justificar la entrada de manos privadas en Kutxabank. Señaló que Fernández «está utilizando de forma perversa la Obra Social para querer hacer todo lo contrario».

PNV, PSE y PP ya se han repartido los puestos de patronos

A la vez que BBK y Vital decidieron convertirse en fundaciones privadas, los artífices del acuerdo PNV, PSE y PP se repartieron los cargos del patronato.

Son quince patronos por cada fundación privada, que guiarán los destinos de la Obra Social.

El PNV presentó a Xabier Sagredo, presidente de BBK; Roberto Zárate, secretario de BBK; Jon Berasategi, director general del Athletic de Bilbao; Maite de Iturrate, responsable del área jurídica de la Asociación Clara Campoamor; Manuel Ardanza, actual director de la Bolsa de Bilbao; y la expresidenta del Athletic, Ana Urquijo. Independiente es Mikel Pulgarín, presidente de las familias afectadas por el autismo. El PP propuso a ese puesto de patrono a la directora de oficina de Barclays, Paula Garagalza, mientras que el PSE llevará al patronato de la fundación privada BBK al exdelegado del Gobierno español en la CAV, Mikel Cabieces, Oscar Seco, exdiputado en Madrid y Francisco Berjón, expresidente de la red de parques tecnológicos vascos cuando Patxi López fue lehendakari. CCOO, que se abstuvo en la votación, presentó a Amagoia López de Larrucea, presidenta de Gesto por la Paz. Quedan tres por designar del Ayuntamiento de Bilbo y la Diputación. Por la Vital, los ocho designados por el PP son Fernando Aránguiz, presidente de la Fundación Vital; Gustavo Antépara, de Jóvenes Empresarios Ajebask; María Vega León, de ASLE; Fernando Raposo, de SEA; Jorge Sánchez, del colegio de abogados; Maite San Saturnino, de Mujeres Empresarias de Araba; y Maite Olarte, de Obra Social de Vital.

Por el PNV, Monika Arbaiza, Iñigo Vela, José Antono Abarca, exdirector de Jesús Obrero, y el bodeguero Koldo Eguren. Por el PSE, Felipe García, de la Ejecutiva de UGT Euskadi; Pablo Oraá, funcionario de Lanbide. Y por CCOO se presentó a Eduardo Martínez Soria, que es de Caja Vital. Juanjo BASTERRA

«MUY NERVIOSOS». La parlamentaria de EH Bildu Marian Beitialarrangoitia señaló que PNV, PSE y PP «están muy nerviosos. Les vemos queriendo atar las cosas de prisa y corriendo, pero hay plazo hasta final de año y hay otras opciones para hacer las cosas de otra manera».