2015/01/17

El dinero que se recaude hoy en la marcha de Donostia será para Sare

Las organizaciones que convocan la manifestación que hoy a las 17.00 partirá del túnel del Antiguo para recorrer el centro de Donostia, destinarán el dinero que obtengan en la cuestación que van a realizar a Sare. Pretenden sumarse así a la colecta impulsada por la red para afrontar «las pérdidas ocasionadas por la Guardia Civil», que le requisó 90.000 euros recaudados hace una semana en la marcha de Bilbo.

GARA
P013_f01_148x108

Todo está preparado para que Donostia acoja esta tarde una nueva gran manifestación en favor de un escenario de paz basado en los derechos democráticos y en la posibilidad de decidir libremente. La movilización, que arrancará a las 17.00 del túnel del Antiguo, es la respuesta de una treintena de agentes políticos, sociales y sindicales a la operación de la Guardia Civil, firmada por el juez Eloy Velasco, contra doce abogados y abogadas y tres ciudadanos que trabajan porque se respeten los derechos de los presos vascos.

En esa redada, agentes del instituto armado español requisaron el lunes en la sede de LAB en Bilbo 90.000 euros que las decenas de miles de personas que había acudido el sábado a la multitudinaria movilización de Sare habían donado para sufragar los gastos de organización. A expensas de que la Audiencia Nacional acepte su recurso y que se les devuelva ese dinero, la red ciudadana anunció el miércoles que emprendía una nueva cuestación popular para abonar las facturas pendientes lo antes posible.

A ella irá toda la recaudación que se obtenga hoy en otra colecta en la capital guipuzcoana, como se encargaron de explicar los convocantes. La marcha bajo el lema ``Giza eskubideak, konponbidea, bakea'' arropa así a Sare y sigue el ejemplo de miles de personas dentro y fuera de Euskal Herria que están aportando a esa causa.

A la manifestación que recorrerá esta tarde el paseo de la Concha, San Martín, paseo de los Fueros, República Argentina, Reina Regente y Boulevadar, llamaron ayer a participar los ocho sindicatos que la apoyan. Lo hicieron en las concentraciones que al mediodía tuvieron lugar en Baiona, Bilbo, Donostia, Gasteiz e Iruñea, a las que se sumaron cientos de personas.

ELA, LAB, ESK, EHNE, Hiru, STEE-EILAS, CGT y CNT se concentraron detrás de pancartas con el lema ``Langileok konponbidearen alde''. También hubo movilizaciones en decenas de centros educativos del país.

En la movilización que se desarrolló en las escalinatas del Consistorio bilbaino, la secretaria adjunta de ELA, Amaia Muñoa, exigió la puesta en libertad de Fran Balda, Javier Carballido y Jon Mindegiaga, a quienes el juez envió a prisión «por un único supuesto delito de trabajar en una organización que organiza la solidaridad y la ayuda a los presos, una actividad política, totalmente legal y legítima». En su opinión, la operación pone de manifiesto que el Gobierno español «no tiene intención de modificar su política penitenciaria».

Muñoa señaló que «lo que ha pasado esta semana exige que salgamos a la calle, que respondamos movilizándonos porque es preciso defender los derechos civiles y democráticos y exigir la resolución del conflicto».

En ese mismo lugar, la secretaria general de LAB insistió en que «la mayoría social vasca está y estará en la construcción de esas soluciones que Euskal Herria necesita y la sociedad vasca demanda», así como en «el impulso social para que se llegue a los acuerdos que necesitamos para construir ese escenario de paz, donde todos los derechos serán respetados y garantizados para todos».

Ainhoa Etxaide llamó a CCOO y UGT a que «dejen de una vez de ser parte del pacto antiterrorista» que, a su entender, «justifica y es la base de estas agresiones», y a que se sumen a «la mayoría social que quiere construir ese escenario de soluciones desde vías exclusivamente democráticas y, sobre todo, utilizando la movilización social».

CCOO respondió a Etxaide que «nadie le va a dar lecciones sobre la defensa de los derechos humanos y las libertades democráticas». Abogó por «extremar las garantías jurídicas y procesales» cuando se actúa sobre la sede de una organización sindical, en referencia al registro de las oficinas de LAB en Bilbo.

Abogados de Bizkaia y Nafarroa ponen en cuestión la redada policial

El Colegio de Abogados de Bizkaia cree «desproporcionadas e innecesarias» las detenciones de compañeros por la Guardia Ciivl, lo que ha supuesto una «lesión gravosa» a su labor. En un artículo de opinión, el decano del colegio señala que la «gravedad» de los hechos es suficiente como para «suscitar una reflexión sobre los principios que deben sustentar cada una de las actuaciones del Estado, especialmente aquellas que restringen los derechos del individuo». Carlos Fuentenebro, que afirma que «la libertad de los ciudadanos en un régimen democrático debe ser la regla general y no la excepción», y añade que la aplicación de las normas reguladoras de la detención y prisión provisional «debe hacerse con carácter restrictivo y a favor del derecho fundamental a la libertad», cree que las actuaciones «fueron desproporcionadas. Especialmente, porque en junio los detenidos habían mostrado mediante un escrito firmado y dirigido por el decano del Colegio de Abogados de Bizkaia al presidente de la Audiencia Nacional, su disposición para declarar, aportar documentos o someterse voluntariamente a cualquier registro o diligencia».

Por su parte, el Colegio de Abogados de Iruñea se preguntó ayer si las detenciones eran necesarias y si no se conculcó el derecho a la defensa. En un comunicado, la junta de gobierno se pregunta asimismo si «se ha respetado el principio de proporcionalidad que debe guiar cualquier actuación penal, toda vez que la interpretación y aplicación de las normas reguladoras de la detención debe efectuarse de manera restrictiva y a favor del derecho fundamental a la libertad».

A Sevilla. Hoy la presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Lohitzune Txarola; y quien dirige la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara foral, Inko Iriarte, visitarán a los presos vascos en Sevilla para conocer de primera mano su situación.