Iñaki IRIONDO GASTEIZ
Expediente de regulación de empleo en Eusko Irratia

Lakua apoya a la directora de EiTB cuyo cese exigió ayer el Parlamento

El Parlamento de Gasteiz exigió ayer la retirada del ERE de extinción de empleo en Eusko Irratia y el «cese inmediato» de la directora general de EiTB, Maite Iturbe, y del director de recursos humanos, Javier Salcedo. Conocido el acuerdo de la Cámara, el Gobierno hizo pública una nota en la que «respalda el proceder» de la directora y su equipo, y entiende que continúe «aplicando con lealtad las decisiones adoptadas por el máximo órgano de gobierno de EiTB».

gara-2015-02-06-Noticia

«El Parlamento Vasco solicita el cese inmediato de la directora general de EiTB por la mala gestión desarrollada al frente del Ente, incluido el impulso de un ERE en un servicio público sin haber buscado el diálogo social. Así mismo solicita el cese inmediato del director de Recursos Humanos Javier Salcedo por ser el responsable directo de la nefasta política de personal llevada a cabo». Todos los grupos de la Cámara, salvo el PNV, apoyaron este punto.

Sin embargo, el Gobierno de Iñigo Urkullu ya ha dejado claro que no hará caso de tan contundente pronunciamiento del Parlamento. Poco después de la votación en el Cámara, el Ejecutivo hizo pública una nota en la que «muestra su respeto» a la directora general y a todo su equipo y «respalda su proceder y entiende que continúe aplicando con lealtad las decisiones adoptadas por el máximo órgano de gobierno de EiTB».

En el mismo acuerdo, el Parlamento también «exige a la dirección de EiTB la retirada del ERE de extinción de empleo en Eusko Irratia». El Gobierno, por su parte, responde que es el Consejo de Administración del Ente quien aprobó la convocatoria pública de empleo (que no el ERE) y que a este órgano le corresponde revocar la decisión.

En su última reunión, el Consejo de Administración ya trató la cuestión, pero los representantes del PNV impidieron que se tomara una decisión, porque el punto no estaba en el orden del día.

Pérdida de confianza

Maite Iturbe no lleva ni dos años al frente de EiTB y ya tiene el dudoso honor de ser la primera directora de EiTB de la que el Parlamento pide su cese. Su nombramiento fue aprobado el 7 de marzo de 2013 merced a un pacto entre el PNV y el PSE que incluía un reparto de cargos más extenso. Sin haber llegado siquiera a la mitad de su mandato, ya ha perdido la confianza del PSE, que fue el grupo que promovió la iniciativa de ayer.

EH Bildu apoyó en el Consejo de Administración la aprobación de una convocatoria pública de empleo para consolidar 49 puestos de trabajo fijos, y negociar después con los sindicatos la plantilla estructural de EiTB, lo que podría dar lugar a una nueva oferta pública de empleo. Según señaló ayer su parlamentario Unai Urruzuno, el ERE impide cualquier nueva convocatoria de ampliación de plantilla, por eso la coalición independentista exige retirar el ERE y abrir de inmediato negociaciones que resuelvan la situación sobrevenida después de que durante la dirección de Andoni Ortuzar, unas 120 personas fueran incorporadas a EiTB con contratos mercantiles, que los tribunales obligaron luego a poner en nómina.

PP y UPyD apoyaron el cese no solo por el ERE, sino también por la línea política de EiTB.

El PNV cerró filas con su elegida, y acusó al resto de grupos de actuar con «hipocresía, electoralismo y oportunismo».

La votación fue contundente a favor de exigir el cese de la directora general, pero el Gobierno de Urkullu ya ha decidido hacer oídos sordos a la misma.

Solo el Gobierno puede cesar a Maite Iturbe en este caso

El Parlamento exigió ayer, se supone que al Gobierno, el cese inmediato de la directora general de EiTB, pero según la ley el único procedimiento factible es el contrario, que el Gobierno proponga al Parlamento, de manera motivada, apartar a Maite Iturbe de ese cargo. En ese caso, bastaría con el apoyo de la mitad más uno de los parlamentarios para que después el Ejecutivo firmara un decreto con su cese.

Es decir, el futuro de Maite Iturbe, después de haber perdido la confianza del Parlamento, está en manos del lehendakari, Iñigo Urkullu, que la semana pasada criticaba a otra institución que no cumpliera con las decisiones de las Juntas Generales de su territorio.

También el Consejo de Administración de EiTB, por una mayoría de dos tercios, puede pedir el cese de la directora al Gobierno, pero la ley tasa cuáles son los motivos: incompatibilidad para el cargo, imposibilidad física o enfermedad, «incompetencia manifiesta o actuación contraria a los criterios, principios u objetivos» de la Ley de Creación del Ente y «condena por delito doloso». Los motivos que llevaron al Parlamento al grave pronunciamiento de ayer no son fáciles de enmarcar en estos cuatro criterios. I.I.