2015/02/06

Vuelven los nervios

Cuando todo parecía que podría encontrarse un punto de partida para el acuerdo entre Grecia y los socios europeos, el BCE ha movido el tablero de juego al anunciar que a partir del 11 de febrero no aceptará los bonos griegos como garantía en las operaciones de refinanciación de los bancos. Según el BCE, el actual estado de las negociaciones no permite augurar que Atenas cumpla con las condiciones del rescate. Sin embargo, ayer se atemperó la situación al filtrarse que está dispuesto a ofrecerles 60.000 millones de euros en préstamos de urgencia. Por tanto, los nervios vuelven a tensarse, aunque sin llegar a provocar la huida de los inversores y a la espera de que el BCE no cierre el grifo de liquidez a la banca griega. De momento, la Bolsa de Atenas cedía ayer un 3,37%, mientras que los valores bancarios se hundían con estrépito. Este panorama intrincado se hizo patente en Europa y mantuvo en alerta a las bolsas. El Ibex bajó un 0,40%, y hoy comenzará con 10.535,50 puntos. También retrocedió Fráncfort (-0,05%), mientras que París (+0,15%) y Londres (+0,09%) sumaron leves subidas. Dentro del Ibex, el más castigado fue Bankia (-2,08%). Todos los valores bancarios, excepto Caixabank (+1,22%), perdían terreno. En el lado de los avances, despuntó Gamesa (+5,81%), después de adelantar datos positivos en las cuentas de 2014 que presentará el 26 de febrero. En París, BNP Paribas (-3,69%) fue arrastrado por la drástica reducción del beneficio en 2014. Technip (+3,68%) y Sanofi (+3,60%) encabezaron las alzas.