2015/02/27

La voluble línea rojilla hace pensar ahora en la salvación

Después de tres derrotas consecutivas, los de Urban están obligados a ganar.

Natxo MATXIN
P030_f01

Los objetivos de Osasuna son tan volubles como su juego. Después de una racha de buenos resultados, han bastado tres derrotas consecutivas para que se pase del blanco al negro, tono al que ayuda también de manera notable la situación de inestabilidad institucional que vive la entidad rojilla, sacudida de nuevo en los últimos días por presuntos amaños y apropiaciones de dinero de sus antiguos dirigentes.

Esa coyuntura de trastorno bipolar no la pudo expresar de mejor forma Sisinio, que volverá a estar a las órdenes de Jan Urban tras cumplir dos partidos de sanción. «El objetivo primordial es que el equipo no baje, pues ahora mismo todo el mundo es consciente de las dificultades que tenemos», manifestó con toda su crudeza el futbolista albaceteño.

Lo cierto es que el cuadro navarro lleva manejándose toda la temporada en una trayectoria de dientes de sierra, a la que le vuelve a tocar estar en su momento más bajo. «En enero jugamos contra equipos que estaban en una racha muy mala -Recreativo, Sabadell, Barcelona B-, aunque con ello no quiero decir que sacáramos los puntos por eso, ni mucho menos. Cada partido para nosotros es diferente y ahora ha decaído la esperanza e ilusión que teníamos», admitió.

Necesitados de una alegría

Interpelado por si esa desazón ha sido fruto de todos los asuntos extradeportivos que se están haciendo públicos, Sisinio no quiso buscar una relación causa-efecto en los últimos malos resultados que ha cosechado el equipo. «No nos debe afectar, tenemos unas maravillosas instalaciones para entrenar y todo lo que un deportista a día de hoy puede pedir. No vamos a poner de excusa los problemas extradeportivos para justificar los resultados», aseguró.

Ante tanta adversidad que va surgiendo, la afición, verdadero sostén de Osasuna, necesita una alegría que contraponer al bajón actual. «También lo pensamos, de nosotros depende que la gente pueda estar más feliz. Soy de los que piensa que cuantos más problemas tiene el club, más quieres ayudarle. Lo cierto es que nunca había vivido una situación así», confesó.

La realidad, aunque no lo parezca, es que mañana hay de nuevo otro partido de fútbol, ante un adversario que no destaca precisamente por su rendimiento foráneo. Sisino no se fía. «Tampoco había tenido buenos resultados el Llagostera fuera de casa y mira lo que ocurrió. Para mí, el Lugo es uno de los equipos con mejor salida de balón».

Merino entrena con el grupo y Cadamuro, parcial

Mikel Merino ya se encuentra recuperado de la infección que padecía en una uña del pie, pues ayer entrenó con total normalidad con el grupo. No así Cadamuro, que realizó trabajo de manera parcial, pues todavía no está restablecido de un proceso gripal.

El Lugo prepara el partido con nueve jugadores de campo

Con solo nueve jugadores de campo -entre ellos David Ferreiro, que no puede jugar- preparó ayer el encuentro el técnico del Lugo, Quique Setién. Acosado por una plaga de lesiones, son bajas seguras De Coz, Seoane, Víctor Marco, Pelayo, Gómez y Jonatan Valle.

David García y Sisinio, posibles cambios. David García y Sisinio pueden ser dos de los cambios que Urban prevé introducir en el once que se medirá al Lugo. El joven central sentaría a Miguel Flaño, que no estuvo nada acertado en Mallorca, y Sisinio podría regresar bien al carril o por detrás del delantero.